Belleza

Cómo cuidar los labios

En invierno se secan y se parten más de lo normal por el frío, el viento, la calefacción y los cambios bruscos de temperatura. Especialistas explican qué hacer y qué productos elegir para recuperarlos y mantenerlos suaves.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

_ok[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Más delicados[/highlight]

La sensibilidad de los labios reside en que su estructura es distinta a otras partes del cuerpo. “No tienen estrato córneo -capa externa de la epidermis que posee queratina- ni glándulas sebáceas, por lo que tienden a perder agua y a resecarse”, explica Soledad Aspillaga, dermatóloga de la Clínica Alemana. Sus capas de piel son más delgadas y múltiples factores los afectan: el frío, el viento, la contaminación, la calefacción e, incluso, algunos alimentos como las piñas, las papayas o las naranjas, que tienen una enzima muy ácida que los irrita . “El agua también los seca; si uno se humedece los labios la primera sensación es de frescor, pero a la larga se produce sequedad, ya que se extraen los aceites hidratantes”, complementa la especialista.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]No al sol[/highlight]

Al carecer de melanina -por eso su color rojo- están desprotegidos frente a las radiaciones solares. “Es fundamental usar factores con FPS -15 como mínimo-, y si se va a la nieve se debe aplicar un bálsamo labial que contenga protección alta contra los rayos UVA y UVB, para evitar que se quemen y aparezcan herpes”, aconseja la cosmetóloga María Olga Estrada, directora del centro Moe. Lo ideal es elegir un protector de labios libre de PABA (ácido paraaminobenzoico), ya que este componente los seca e irrita. “El PABA se incluye en muchos filtros solares porque impide el paso de los rayos ultravioletas, pero hoy casi todas las marcas ofrecen productos sin este componente”, explica la dermatóloga Soledad Aspillaga.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Hidratar[/highlight]

Los labios son tan delicados que deben hidratarse durante todo el año, sobre todo en esta época, ya que el frío y el viento los resecan. “Las bajas temperaturas detienen el metabolismo y disminuyen la producción de nuevas células basales. Como consecuencia, aumenta la descamación de la piel de los labios”, sintetiza Francisca Daza, dermatóloga de la Clínica Alemana. Para cuidarlos se recomienda usar bálsamos labiales con ingredientes naturales, como la mantequilla de cacao, la manteca de karité, la cera de abeja y el aceite de coco. Un buen dato: la vaselina es un excelente hidratante y es muy barata. Si se aplica en los labios en la mañana y en la noche debieran mejorar notoriamente. Hay que evitar humedecerlos con la lengua, ya que la saliva tiene enzimas que absorben sus emolientes naturales.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Maquillaje [/highlight]

Los acabados mate para los labios son tendencia esta temporada, sin embargo estos pueden secar la piel en exceso, ya que carecen de cremosidad. Si se utilizan texturas opacas lo mejor es optar por labiales que contengan aceites hidratantes, como de coco o jojoba, y siliconas, que impermeabilizan y evitan la deshidratación. “También hay que preocuparse de humectarlos antes de maquillar. Yo hidrato los labios junto con el resto de la piel, de esa manera el producto penetra mientras aplico la base. El labial lo dejo para el final”, dice la maquilladora Tere Irarrázabal.

[block_quote cite=]Si usa un bálsamo labial varias veces al día y en la noche después de lavarse los dientes evitará las roturas provocadas por deshidratación.[/block_quote]

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]El estrés también los afecta[/highlight]

Cuando una está muy nerviosa se produce vasoconstricción y se reduce la irrigación sanguínea. Al disminuir la circulación de la sangre los labios quedan extremadamente sensibles. “Además, en periodos de estrés suele aparecer el impulso de sacar los cueros con los dedos o romper los labios con los dientes, lo que hace que se partan más”, opina Claudia Cisternas, química farmacéutica de Laboratorios Sanibel y especialista en cosmética.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Exfoliación[/highlight]

La dermatóloga Soledad Aspillaga asegura que la mejor solución no es exfoliar: “Hay que ser constante con el uso de bálsamos labiales, ya que ayudan a hidratar, a regenerar y a cicatrizar. Si aparecen cueritos sueltos es preferible esperar a que se caigan solos y nunca frotarlos, porque se pueden provocar heridas”. La maquilladora Tere Irarrázabal propone: “Una alternativa es preparar una mezcla con vitamina E pura y semillas de amapola, y pasarla suavemente por los labios. La vitamina hidrata y la amapola ayuda a eliminar las células muertas”.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Heridas[/highlight]

La microcirculación del tejido de los labios hace que, al romperse, sangre en grandes cantidades, incluso cuando se generan heridas pequeñas. “Una lesión en el labio puede ser una marca por sequedad o herpes, pero también una herida cancerígena. Si persiste más de una semana hay que consultar con un especialista”, afirma la dermatóloga Francisca Daza. Si usa un bálsamo labial varias veces al día y en la noche después de lavarse los dientes evitará las roturas provocadas por deshidratación.

1

1. Baby Lips, $1.990, Maybelline New York
2. Labial Stick, $5.490, SVR 3. Rouge Sérum, $19.990, Dior 4. Lip Shimmer, $4.990, Burt’s Bees 5. Stick FPS50+ Capital Soleil, $8.200, Vichy 6. Baume Couleur Lèvres, $12.990, Clarins 7. Lip Care Med Protection FPS 15, $2.490, Nivea 8. Lip Conditioner, $14.700, M.A.C 9. Lip Balm #1, $5.800, Kiehl’s
10. Labial Lum Wild Rose SPF 15, $4.990, Lumene
11. Acute Lip Balm, $5.990, Eucerin 12. Ceralip, $7.050, La Roche-Posay
13. Manteca para Labios, $4.900, Be Feelosophy