Destacada Inicio

Juga di Prima: “¡Necesito hacer show!”

La compositora y cantante está próxima a estrenar su show en el que homenajeará a la diva francesa Edith Piaf

  • Revista Mujer

Compartir vía email

1_340No pasa inadvertida Juga di Prima. “¡Yo necesito hacer show!”, confiesa entre risas. La compositora y cantante de 28 años (cuyo nombre real es María José Yarur) bromea con la frase, pero no tanto. Se toma un café y ríe mientras recuerda episodios de su infancia en que ya se podía vislumbrar su veta artística, aunque también se da tiempo para hablar de lo que será su nuevo concierto-espectáculo que se llevará a cabo el 25 de julio en el Teatro Municipal de San Joaquín. “Más que un homenaje, esto es una invocación. Quiero traer a Edith Piaf a compartir con nosotros esa noche y que la gente se involucre con ella. Es una instancia mística. Para mí, ella es una maestra”, asegura.Habrá un piano, un ukelele (la guitarra polinesia) y una banda acompañándolas. Juga en el escenario; Edith, en la atmósfera. La idea, explica la artista, es rendir honores, pero no imitar a la destacada cantante francesa. Es que Juga canta como solo ella lo sabe hacer: como niña, como femme fatale, como roquera, como cantante de blues o de ritmos líricos, árabes o polinesios. Y quizá más. “Muchas veces me han catalogado como inclasificable, y supongo que me voy a quedar así porque tengo intereses tan diversos que costaría encasillarme [pull_quote align=’right’] Quiero traer a Edith Piaf a compartir con nosotros esa noche y que la gente se involucre con ella. [/pull_quote]en una sola línea. Me considero más una exploradora, una alquimista; trato de sintetizar a través de procesos profundos mis influencias visuales, musicales y poéticas. Es esto lo que me lleva a hacer arte y a representarlo en un show. Siempre pienso visualmente”.Quizá por esto mismo, porque la estética y la música son sus dos aliados, es que el espectáculo Juga di Piaf está pensado no solo para sentarse a oír, sino también para mirar. Se exhibirá el cortometraje Volveré por Ti y se escucharán canciones del repertorio de Juga y algunos clásicos de Edith Piaf. “He estudiado el repertorio de diversas divas, como Marlene Dietrich y Carmen Miranda, de Brasil, entre otras, pero quise quedarme con Edith Piaf porque quizá es la más contraria a mí, aunque también muy parecida. A diferencia de las otras, Edith Piaf se vestía neutra: manga larga, cuello casi tapado. Muy sobria, usando poco accesorio. Con pequeños gestos y su voz era capaz de representar sus sentimientos y emociones”. Juga di Prima, personificada como Juga di Piaf, irrumpirá en la escena como la intérprete de “Non, je ne regrette rien”, pero a su modo. El vestuario -diseñado por Daniela Bozza- es ciento por ciento ecléctico y moderno. Tiene la particularidad de poder convertirse en otras prendas, en cosa de segundos, según el estado anímico de cada melodía.

Chica selvática2_340

La ropa y la música siempre marcan la pauta de Juga di Prima. Adora cantar descalza, usando accesorios con plumas, pelucas y sombreros, pero también viste estos elementos cuando baja del escenario. Siempre preocupada de los detalles, como el día de esta entrevista, cuando lleva puesto un vestido de lunares, muy vintage, un sombrero de cuero, impermeable y un anillo dorado, grande y ovalado. No es por necesidad de ser distinta, advierte. Simplemente cree que el vestuario históricamente ha cumplido un rol y ella lo asume. Le agrada potenciar su identidad e imagen innovando con una estética propia. “Me visto escénicamente porque creo que el arte hay que vivirlo. No me limito a cantar solamente cuando subo a un escenario porque lo haría muy poco. Canto en la cola de un supermercado, en una escalera mecánica, al lado de un río y arriba de una micro, ¡y sin siquiera pasar el sombrero! (ríe). Me gusta también ese juego alquímico de llevar al escenario todo lo mío”.

¿Cómo definirías tu estética? Es como una selva. Con pajarillos que cantan, mariposas que vuelan, bichitos que pican, arañas que tejen y panteras que rugen.Debes haber tenido una buena infancia para seguir imaginando así. Sí, tuve una infancia con mucho amor.

¿Tienes algún recuerdo tuyo, de chica, jugando a la cantante? Sí. Recuerdo haberme encerrado en la habitación de mi bisabuela, tomando el control remoto, en frente del espejo, improvisando canciones en idiomas que no conocía. Siempre supe que iba a ser música, era una certeza. A los 13 años empecé con clases de canto y luego estudié composición en la Universidad Católica.

¿Y qué esperas de esta nueva presentación? Quiero que la gente se emocione y que se sienta parte de esta celebración.

¿Cómo te sientes cuando actúas como Juga di Piaf? En paz, porque siento a Edith Piaf cerca mío.

[block_quote cite=] El vestuario de la obra -diseñado por Daniela Bozza- tiene la particularidad de poder convertirse en otras prendas en cosa de segundos, según el estado anímico de cada melodía.[/block_quote]

[alert type=’alert’] Juga viene de jugar, pero también del jugo de las frutas y de una canción de Luis Alberto Spinetta, llamada “Jugo de lúcuma” (de la banda Invisible). “Por esta canción me dicen Juga desde los 12 años”, cuenta. El resto del nombre se lo debe a la poeta beat Diane di Prima, aunque también a palabras como primavera y materia prima.Juga di Prima va por la vida con este nombre artístico, componiendo tal como lo hizo con sus dos discos anteriores (El Orden de las Cosas y Cada Isla un Tesoro) y preparándose para nuevas actuaciones. En agosto se presentará en Rapa Nui, Argentina y, luego, en Europa (Jugadiprima.com).[/alert]