Belleza

Rosa invernal

El rosado pálido tiene una luz sutil que ilumina cualquier propuesta de maquillaje. Aplicado sobre los párpados, en los labios y en los pómulos -como blush- es uno de los tonos estrella cuando se trata de refrescar un rostro.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Por: Valentina Ossa Maquillaje y pelo: Elisa Broussain Producción: Claudia Illanes Asistente de producción: Josefina Irarrázaval Agradecimientos: Coromina

Labios rosa


1_340

 

Para resaltar la boca se hizo un suave degradé, con un rosa oscuro en el centro y uno un poco más claro en las comisuras, que permitió dar volumen y crear un aspecto jugoso en los labios. Sombra en polvo fucsia sobre el párpado móvil, un delineado con lápiz kohl negro y máscara de pestañas complementaron el look.

Blush protagonista


2_340

 

 

Para un maquillaje resplandeciente se optó por una base liviana que cubriera las imperfecciones del rostro respetando siempre el acabado natural de la piel. En los pómulos se eligió un rubor rosado que se aplicó de manera progresiva hasta lograr la intensidad requerida. Finalmente se agregó un iluminador en crema sobre los planos altos de la cara como pómulos y nariz.

Monocromático


3_340

 

El color rosa destaca la mirada, los labios y los pómulos. Los ojos se pintaron con una sombra de textura cremosa que se colocó en el párpado móvil, debajo del arco de la ceja y en la parte inferior del ojo; para contrastar se trazó un delineado difuminado con lápiz khol café. El rubor se empleó en los pómulos como una diagonal. Los labios se dejaron mate, con un labial rosado y sin gloss.