Reportajes

Rendidas ante el pixie

Cada temporada Hollywood se convierte en un verdadero semillero de estilos en cortes de pelo. Del extralargo a la melena midi, pasando por las ondas vaporosas, ahora es el turno del más arriesgado: el pixie. El look andrógino que impusieron Mia Farrow y Twiggy durante los años 60 cobra vigencia en celebridades que se han entregado a las tijeras para lucir un rostro descubierto y enmarcado por mechas que escasamente superan los centímetros. Por: María Paz Maldonado O. Fotos: Agencias

  • Maria Paz Maldonado

Compartir vía email

Pixie irregular


72dpiEs la versión más transgresora de este corte e ideal para quienes buscan un look que llame la atención. “Es perfecto para quienes quieren atreverse con un pelo extracorto, pero que tienen una estructura craneal muy irregular, ya que a través de diversos largos permite disimular ciertas imperfecciones”, enfatiza Carola Hernández, directora creativa del salón Mi Lady Señorita. La tendencia punk que se impone en la moda, potenciada por la exposición Punk: Chaos to Couture que se exhibe en el MET de Nueva York, es la base de este estilo. “El sello de este corte son los mechones más largos que nacen en la nuca y se deslizan hacia un costado, para dar una onda más roquera”, dice Cris Miranda, peluquero de Be Cute. Dentro de la lista de celebridades que se han atrevido con este look están Miley Cyrus, quien luce el pixie platinado rapado a los lados y con las puntas paradas en el centro, y Anne Hathaway -quien se lo cortó para interpretar a Fantine en Los Miserables (2012)-, y ahora lo lleva también en versión gold, pero con un ondulado jopo hacia el costado.
Cuento de hadas
A pesar de que muchos atribuyen el título de este corte a la modelo Pixie Geldof -una de sus exponentes-, la verdadera historia de su nombre se remonta a la mitología anglosajona, en la que, según dice la cultura popular, habitaban hadas que tenían el pelo muy corto llamadas ‘pixie’. En la década de los 60, cuando el corte sumó popularidad en Inglaterra, fue bautizado en su honor.

Pixie extracorto


2_340No es corto, es cortísimo. Este estilo exige ciertas características físicas que los otros no, como por ejemplo un cuello estilizado y una estructura ósea sin grandes irregularidades, como pueden ser una nariz grande u orejas prominentes. “A pesar de ser muy corto se logra con tijeras, jamás con máquina, para obtener un resultado más femenino. Aunque se cree que un corte como este no requiere de mayores cuidados, la realidad es que para evitar que quede esponjoso luego del secado hay que invertir en buenos productos como una cera, la que además da la posibilidad de jugar con el corte”, describe Miranda. Dentro de las valientes que apostaron por este estilo están Demi Moore, quien lo adoptó luego de raparse al cero para la interpretación de la teniente O’Neil en Hasta el Límite (1997), y más recientemente Elsa Pataky y Charlize Theron. “Lo recomiendo para las caras angulosas y ovaladas, pero jamás para las cuadradas o redondas porque las expande demasiado”, agrega el peluquero del salón Be Cute.

Pixie bob


3_340Podríamos decir que es el original. Su máxima exponente fue la modelo Twiggy, quien en plena década de los 60 cortó su larga melena a cambio de un osado corto platinado, hoy bautizado como pixie gold. “Durante la década de los 60, el look más popular era infantil y masculino: un rostro maquillado en tonos pálidos enmarcado por un pelo corto estilo Vidal Sassoon, y fue promocionado por Mary Quant y la modelo Twiggy. El objetivo era que las mujeres parecieran muñecas de ojos grandes”, explica la diseñadora Harriet Worsley en su libro 100 Ideas que Cambiaron la Moda (editorial Blume). Este corte se caracteriza por ser el más largo de la versión pixie, lo que permite peinarlo como la popular melena bob, pero bien pegada al casco. “Tiene micromechas más largas, y en la mayoría de los casos flequillo, lo que posibilita jugar más con el peinado. Al igual que el resto de los cortes de este tipo exige al menos un retoque mensual y el uso de productos como un cera moldeadora”, describe Carola Hernández, directora creativa de la peluquería Mi Lady Señorita. Algunas de las celebridades que se aventuraron con esta propuesta son Rihanna, quien lo lleva en color castaño oscuro, y Michelle Williams, quien lo usa con un flequillo hacia el costado, muy rubio.