Belleza

Diccionario de melenas

Atrás quedaron los dí­as en que las mujeres llegaban a la peluquerí­a con la foto de la actriz Jennifer Aniston y su largo pelo rubio como patrón de estilo. Hoy los cabellos cortos marcan tendencia.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

El corte asimétrico de Marion Cotillard, el largo midi de Alexa Chung o el ‘bob’ moderno de la modelo Karlie Kloss, quien hace pocos meses se realizó un tijeretazo de casi 20 centímetros ganando alabanzas de la revista Vogue estadounidense. La melena es el corte de pelo del año 2013, basta con mirar el pelo de  las actrices y modelos internacionales más destacadas. Las opciones para lucirla son amplias y van desde estilos lisos y parejos a otros más desordenados.

Bob: Aunque la versión clásica de este look llega hasta la base del cuello, se ha reinventado en estilos más cortos e informales como la melena que luce en estos días la actriz Gwyneth Paltrow. Lo importante acá no es el largo del cabello, sino la diferencia entre la parte de adelante y la de atrás. “Los mechones que enmarcan el rostro -delanteras- deben estar aproximadamente cuatro centímetros más abajo que el resto del pelo”, afirma Lorena Refusta, estilista de Be Cute. El peluquero Gonzalo Leonidas, dueño del salón Leonidas Hairdresser, aconseja usar el bob muy liso. “Se lleva peinado hacia adentro. Además es importante que cubra las orejas y que caiga suavemente a ambos lados de la cara”, explica.

Retro:
Igual que los diseñadores de moda, los estilistas también inspiran sus nuevas creaciones en la estética de épocas pasadas. Este look está repleto de características vintage como la partidura al medio y las ondas suaves. “Se trata de un corte que llega al mentón, o un poco más abajo, recto y que se peina con ondas al agua, técnica que antiguamente se lograba con pinches y algodones húmedos”, dice el dueño de Leonidas Hairdresser. Actualmente hay en el mercado onduladoras anchas que permiten lograr el mismo efecto. 

Karlie:
Es la melena desigual y con flequillo despuntado que la modelo estadounidense Karlie Kloss luce desde comienzos de año y que el diario The New York Times catalogó como el look del 2013. El peluquero y estilista responsable de crear el ‘Karlie’, Garren Defazio, aclaró a la revista Vogue estadounidense que el corte no es un “bob cualquiera”, ya que tiene mucho más movimiento, aunque también se puede peinar liso. La diferencia, dice Lorena Refusta, son las capas. “Generalmente el pelo corto lo usan mujeres lisas. El Karlie tiene capas sutiles, de la oreja hacia abajo, que aportan volumen”. La estilista cuenta que hoy es lo que más se pide en las peluquerías chilenas y afirma que es la versión moderna de la melena tradicional. Gonzalo Leonidas agrega: “No es necesario peinarla mucho, mientras más natural, mejor. Si se le da peso a un lado de la cara, el resultado es muy elegante”.

Asimétrico: Una evolución del estilo firefly, que creó el peluquero inglés Vidal Sassoon en los 70, y de los mullets o cresta mohicana asociada al movimiento punk, pero más estilizado y elegante. La clave está en rapar un solo lado de la cabeza y dejar el otro extremo largo, luego peinar todo el cabello en esa dirección. “Se puede rebajar notoriamente el pelo de un extremo de la cabeza o simplemente añadir un rapado más rotundo”, afirma Leonidas.

Pixie:
Fue la actriz Anne Hathaway quien impuso este corte como el más influyente de la historia del cine tras lucirlo después de grabar la película Los Miserables, esto según una encuesta realizada por el Consulado de Peluqueros de Inglaterra junto con Universal Pictures. Se trata de un look creado inicialmente para hombres “pero que al mezclarlo con un flequillo largo se vuelve femenino”, dice Leonidas, y recomienda: “Es muy apropiado para una persona alta, delgada, con cara larga y mentón cuadrado”.

Larga: Combina la comodidad del pelo corto y la feminidad de una melena larga. Según el peluquero Jesús Muñoz, es uno de los looks más usados por las mujeres debido a la versatilidad que tiene. “El único requisito es que debe llegar a la altura de los omóplatos, más abajo de los hombros”, aclara el experto. Puede usarse ondulado o liso y con un flequillo a la altura de las cejas.

Carre: Tiene características similares al ´bob´ pero con menos diferencia entre la parte de adelante y la de atrás; se usa con la partidura al lado. “Es mucho más sutil que el ´bob´ y normalmente se hace en cabellos bien lacios,  ya que va peinado hacia adentro. De hecho se corta con el pelo pegado al mentón, eso ayuda a dar el ángulo correcto”, describe Lorena Refusta.

Midi:
La it girl y modelo Alexa Chung impuso este estilo desordenado que no sobrepasa los hombros. “La altura no es casual, todo el pelo debe llegar a la base del cuello, excepto algunos mechones que van más cortos para enmarcar la cara o como flequillo”, explica Refusta. Es un corte muy práctico y versátil que tiene varias ventajas: no pasa de moda y permite llevarlo suelto y amarrado. “Es la opción perfecta para quienes no dedican demasiado tiempo al mantenimiento del cabello porque basta con retocarlo cada dos meses”, aclara Jesús Muñoz. 


Pelo corto y perfecto

Al contrario de los cabellos largos, que lucen bien aunque estén desordenados y con un peinado natural, las melenas exigen ciertos cuidados. “Es un look difícil y que cuando queda mal cortado tiene pocas opciones de ser reparado, por lo que para hacerlo es importante acudir donde alguien con experiencia”, afirma el peluquero Gonzalo Leonidas.

Actualmente existen varias alternativas para llevar el pelo corto, pero todas requieren retocar una vez al mes, o a lo más cada dos meses, para que el peinado no pierda la forma. Si se opta por un estilo que exige una cabellera lisa, Jesús Muñoz aconseja hacerse el alisado de cacao, que ayuda a reparar la fibra capilar y disminuir el frizz. “Y para dar ondas y movimiento se puede aplicar después del lavado una crema de terminación o un texturizador, además de cortar capas sutiles”, aconseja.