Belleza

Productos de belleza icónicos: Indispensables universales

En un mercado rebosante de alternativas para cada necesidad, tan solo unas pocas creaciones han superado airosas el paso del tiempo, consolidándose como favoritos entre las mujeres de distintas generaciones. Un vistazo a su historia, seguidoras y las razones tras el éxito perdurable.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

CRÈME DE LA MER


Nació por accidente y hoy es considerada un must have de lujo en el cuidado de la piel. En la década de los 70 el doctor Max Huber realizaba pruebas para crear combustible de cohetes en su laboratorio de la NASA pero una fuerte explosión dejó su rostro y cuerpo severamente quemados. Como la medicina no le ofrecía una solución satisfactoria, Huber inició una cruzada personal para transformar el aspecto de su piel. Luego de doce años y 6 mil experimentos dio en el clavo, elaborando el llamado “caldo milagroso”, base de la Crème de la Mer. Huber consolidó la fórmula con algas marinas, calcio, magnesio, potasio, hierro, vitaminas C, E y B12, germen de trigo, alfalfa y girasol. Hoy, años después, las principales figuras hollywoodenses gritan sus bondades a los cuatro vientos, sin contrato comercial de por medio. Una de ellas es Jennifer Lopez, quien la usa en todo el cuerpo y a sus 43 años parece de 30. Más fans: Kirsten Stewart, Jennifer Garner, Rachel Bilson, Jessica Simpson, Rachel McAdams y Lady Gaga.

BENETINT DE BENEFIT


Katy Perry y Kate Hudson no comparten el mismo maquillador ni dermatólogo, pero ambas pueden vanagloriarse de un cutis sonrosado y labios naturalmente rojos. La explicación no tiene nada que ver con el Photoshop, sino que con el pequeño frasco de tinte para mejillas y boca Benetint de la marca Benefit. Al igual que muchas otras féminas, la intérprete de Teenage Dream dijo a la revista Glamour USA que “simplemente es el stain perfecto”. Tiene más de 30 años de historia. A finales de los 70 las hermanas Jean y Jane Ford acababan de inaugurar su primera tienda The Face Place en San Francisco, California, cuando una bailarina exótica llamada Rosie vino a pedir ayuda desesperada. Necesitaba un producto que hiciera lucir más rosados sus pezones, porque según ella sus otras compañeras recibían más propinas al tener pechos más vistosos. Las Ford solucionaron su problema inventando Benetint. Entre sus fans están Eva Méndez, Amy Adams y Miley Cyrus. En el mundo se vende uno cada seis minutos.

MAYBELLINE GREAT LASH MASCARA


No es fácil encontrar un producto asequible y con una performance a la altura de los mejores, pero desde su creación en 1971 eso es exactamente lo que ha hecho este afamado rímel de Maybelline. Conocida como “la máscara de pestañas favorita de Estados Unidos” -su lugar de creación -, se vende una cada 1,7 segundos en ese país. La sumatoria entre su fórmula humectante apta para ojos sensibles y el pincel que deja las pestañas largas, gruesas y sin grumos es para muchos perfecta. También están de acuerdo expertos como Irene Martin, maquilladora de Miranda Kerr, quien reveló a las lectoras de la revista Fabulous que siempre usa este producto en la top model australiana. “Opto por el tono Blackest Black y prefiero aplicarla solo en las pestañas superiores, moviendo el pincel de la raíz a las puntas para una cobertura perfecta”. Más fans: Adriana Lima, Whitney Port, Jennifer Hudson y Chloë Sevigny.

KÉRASTASE MASQUINTENSE


En 2012 se cumplieron 25 años del lanzamiento de esta máscara capilar, verdadero salvavidas para las mujeres de pelo seco y sensibilizado. Mezcla perfecta de glucosa (para energizar y nutrir), lípidos (protección de la fibra) y proteínas (suavidad y ligereza), hay un formato específico dependiendo si el cabello es fino o no. Este último es el caso de la reciente ganadora del Globo de Oro Julianne Moore, quien contó a revista Marie Claire que “como mi pelo es grueso, cuando no uso secador aplico Kérastase Masquintense y luego me hago un moño tirante”. Santo remedio proveniente de la boca de una mujer que luce siempre impecable, tanto dentro como fuera de la alfombra roja. Más fans: Blake Lively y Jennifer Anniston.

NARS BLUSH EN ORGASM


Desde su creación en 1999, François Nars, makeup artist y dueño de la marca que lleva su nombre, jura que este blush rosa con brillo dorado “se ve bien prácticamente en todas las mujeres, sin importar su colorido”. ¿Más pruebas? Ha ganado durante 11 años consecutivos el premio como rubor favorito de las lectoras en los Choice Awards de la revista Allure. Su llamativo nombre -imposible de olvidar- se debe a que imparte un brillo cálido y sexi, imitando el color sonrosado de la piel tras un orgasmo. Hoy la línea Orgasm de NARS también cuenta con un lip gloss, la barra multiuso The Multiple, iluminador y esmalte de uñas, entre otros. Kim Kardashian dice que es un indispensable dentro de su cosmetiquero, y su opinión es respaldada por cifras de InStyle.com: en el mundo se venden dos productos Orgasm por minuto. Más fans: Eva Mendes, Kerry Washington, America Ferrera, Kirsten Dunst, Kate Bosworth, Sienna Miller y Kate Beckinsale.

CHANEL N°5


Gabrielle Coco Chanel tenía una especial predilección por el número cinco. En su libro ‘The Secret of Chanel Nº 5: The Biography of a Scent’ (2010), la escritora Tilar J. Mazzeo relata que el lanzamiento del perfume fue el 5 de mayo de 1921 en la boutique parisina ubicada en la Rue Cambon. No solo eso, sino que mademoiselle Chanel escogió la quinta muestra elaborada por el perfumista de los zares, Ernest Beaux, como la definitiva. ¿La razón? “Es el mismo día en que presento mis colecciones de moda, así que mantendremos el número cinco para la buena suerte”, sentenció. Rupturista para su época, fue la primera fragancia que se basó en el aroma de más de una flor. Coco le pidió a Beaux que “creara un perfume con olor a mujer, para aplicarlo donde quieres que te besen”. Obediente, él compuso un bouquet de más de 80 aromas, destacando el jazmín, rosa de mayo, madera de sándalo y esencia de nerolí. Mención aparte merece la botella simple, propia de la filosofía “menos es más” de Gabrielle. Su tapa, tallada como diamante, está inspirada en la geometría de la Place Vendôme. Difícil olvidar la célebre frase de Marilyn Monroe, quien por esos años decía: “Solo duermo con unas cuantas gotas de Chanel Nº 5”. En 2012 la maison Chanel sorprendió otra vez al público nombrando al actor y sex symbol Brad Pitt como nueva cara del perfume, siguiendo los pasos de antecesoras como Catherine Deneuve, Ali MacGraw, Lauren Hutton, Carole Bouquet, Nicole Kidman y Audrey Tautou. Con ello marcaron nuevamente pauta, al ser la primera vez que un hombre es elegido como rostro de un producto femenino. Más fans: Jessica Alba, Celine Dion, Claudia Schiffer y Leighton Meester.

BOBBI BROWN LONG-WEAR GEL EYELINER


Tal como ocurre con el resto sus creaciones, Bobbi Brown -que de paso es madre de tres hijos- es la reina de los productos prácticos, amigables y de fácil uso. Pensado en las mujeres que quieren verse como si usaran delineador líquido, pero que no tienen buen pulso o el expertise necesario, su fórmula en gel es a pruebas de errores y no se corre como a veces pasa con los lápices de ojos. Fue inventado como solución S.O.S. cuando la propia Bobbi estaba realizando su maquillaje para una sesión de fotos y se dio cuenta de que únicamente tenía rímel waterproof y rubor. Ingeniosa, usó un cotonito para delinear sus ojos con la máscara de pestañas. Como al día siguiente el delineado permanecía intacto, se le ocurrió inventar un delineador en gel para ojos de larga duración. Incluso diseñó el envase, inspirándose en un frasco de tinta china que decoraba su escritorio. Las famosas son entusiastas al proclamar su fervor. Jennifer Lawrence, ganadora del Oscar 2013 a Mejor Actriz, ha dicho que su tono favorito es Black Ink (negro); mientras que la cantante Taylor Swift se atreve con el azul de Cobalt Ink. Más fans: Gwyneth Paltrow y Katie Holmes, nuevo rostro de la marca.

CLARINS BEAUTY FLASH BALM


Apto como mascarilla facial o makeup primer, los resultados de este bálsamo son igualmente buenos. Lanzado en 1981, es la creación más premiada de la marca francesa Clarins. De hecho, el año 2000 recibió el galardón “Best Product of the Last Millenium” (Mejor Producto del Milenio) por parte de la revista inglesa New Woman. Este tratamiento borra instantáneamente las marcas de cansancio y despierta el resplandor de la piel para un rostro más descansado. De textura gel, algunos de sus ingredientes son Alfa Bisabolol, algas, hojas de olivo y almidón de arroz. Arma secreta de los maquilladores cuando las famosas están con la piel opaca, es usada en numerosos eventos de la Red Carpet como lo hizo Jenn Streicher con la actriz Claire Danes en la Vanity Fair Oscar Party del año pasado. Más fans: Christina Applegate, Kate Mara y Nina Dobrev, protagonista de la serie televisiva The Vampire Diaries.

YVES SAINT LAURENT TOUCHE ÉCLAT


Creado por el makeup artist Terry de Gunzburg en 1992, YSL Touche Éclat fue inmediatamente un hit. En formato lápiz y con una suave punta de pincel, este corrector hace exactamente lo que su nombre promete, eliminando ojeras y todo tipo de imperfecciones gracias a su fórmula reflectora de luz. Hoy se vende en el mundo uno cada diez segundos, cimentando su fama de ‘varita mágica’ otorgada por maquilladores, modelos y estrellas. Sumamente versátil, puede también usarse para iluminar pómulos, labios nariz y mentón. Jenn Streicher, maquilladora de la actriz Emily Blunt, contó a InStyle.com lo que hizo para los Critic’s Choice Awards en enero recién pasado: “Decidí complementar el vestido blanco Miu Miu de Emily con un look vintage luminoso. Nada se compara a Touche Éclat para lograr este efecto”. ¿Un dato curioso? Según la revista Allure solamente en Estados Unidos el producto genera 350 búsquedas diarias en Google. Ahora que en 2012 la firma lanzó su versión como base de maquillaje con el nombre Le Teint Touche Éclat, seguramente los números continuarán escalando. Más fans: Karlie Kloss, Rita Ora y la modelo de Victoria’s Secret Candice Swanepoel.

M.A.C LIPSTICK EN RUSSIAN RED


A principios de los 90 Madonna usó este labial rojo oscuro de acabado mate para su Blonde Ambition World Tour, con lo que el producto voló de los estantes de las tiendas casi tan rápido como los álbumes de la cantante. Más de 20 años después continúa siendo un best seller, gracias a que su tono rojo se adapta a pieles blancas, medias y morenas. También ha seguido formando parte de la cultura popular, con la actriz Eva Green usándolo en su papel como Vesper Lynd, interés romántico de James Bond en la cinta Casino Royale (2006). Más fans: Christina Hendricks y Diane Kruger.