Belleza

Explosión de Color

Largas, con volumen, muy curvas y en una amplia gama de tonalidades. Esa es la clave de unas pestañas que destacan por sobre el resto del maquillaje. Una propuesta distinta a la clásica máscara negra. Un look con mucha personalidad, aunque no recargado.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Fotos: Alfonsina Riffo Producción: Tam Jiménez R. Maquillaje y pelo: María Paz Urra Asistente maquillaje y pelo: Pía Bedregal y Domique Farré

Full contraste


El foco de estos cuatro maquillajes son los ojos, sin embargo la piel también aportó al resultado final. En esta propuesta la piel se pintó con una base clara, ligera y con un toque de pigmento satinado para aportar frescura y naturalidad. Para este estilo se eligió el color verde, un tono fuerte que ayuda a resaltar los rasgos y a intensificar la mirada. Para marcar aun más los ojos, las cejas se rellenaron con un lápiz café. Se recomienda escoger uno que sea un par de tonalidades más claras que el color natural del pelo.

Mirada vibrante


Aunque es un estilo arriesgado, es moderno y original. El fucsia se complementó con un delineado del mismo tono y máscara morada en las pestañas inferiores. Para realizar una variación de esta propuesta y lograr un maquillaje más nocturno se puede combinar con una sombra azul o plateada, en vez del eye liner.

Toque metálico


“El tono de la máscara tiene que ver con lo que se busca transmitir”, dice la maquilladora María Paz Urra. Y aunque la negra es muy elegante y sentadora, las de color ayudan a suavizar la mirada. La azul, por ejemplo, destaca los ojos sin que el resultado sea muy dramático. Para este maquillaje se combinó con una sombra dorada y plateada con el objetivo de generar oposición con las pestañas. Si no se atreve con tonalidades eléctricas, como verde, fucsia o calipso, esta pueda ser una buena alternativa para probar.

Ultravioleta


Es uno de los colores de la temporada; para resaltarlo y ayudar también a ‘abrir’ el ojo se combinó con una sombra del mismo tono que se aplicó en todo el párpado superior. La gama de los violeta queda muy bien en ojos marrones y miel.