Belleza

El ABC del maquillaje

Cuando en Chile aún no llegan las CC creams -hasta ahora solo existen las BB creams-, en Japón se lanzó recientemente una tercera generación de estas cremas multifuncionales: las DD creams. Aquí­ las diferencias entre cada una y para qué se recomiendan.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

BB creams (Blemish Balm). Originaria de Alemania, fue creada hace más de cincuenta años por la cosmetóloga y  terapeuta alemana Christine Schrammek para cuidar la piel de pacientes que habían sido sometidos a tratamientos con láser. El revival ocurrió cuando en Corea del Sur comenzaron a fabricar el mismo producto pero para uso cosmético, manteniendo las propiedades de una crema médica. A Chile llegaron el año 2012 de la mano de reconocidas marcas como Garnier, Maybelline New York, Estée Lauder y Dior. Las BB creams, además de dar color, iluminan, hidratan, protegen del sol y alivian la dermis irritada. CC creams (Color Correction). Es una nueva versión de su antecesora por lo que cuenta con las mismas características que esta pero tiene, además, componentes antioxidantes y antienvejecimiento como  vitamina C, vitamina E, aloe vera y resveratrol. Desarrollada en Corea del Sur y Japón, se diferencia también por la textura. “La tecnología de la CC cream promete mezclarse más con el tono de la piel, disimular y atenuar  imperfecciones o manchas. La BB cream, en cambio, es muy ligera para eso”, explica Laura Boettiger, del estudio de maquillaje y blog Make up Insiders. La maquilladora Tere Irarrázaval agrega: “Las CC creams van un paso adelante, tienen más nutrientes y vitaminas. Además poseen mayor cobertura; las BB dejan una capa super delgada, entonces para usarlas hay que tener buen cutis”.  DD creams (Dynamic Do-it all). Buscan proteger la piel al mismo tiempo que la dejan con un acabado parejo y natural. Son una creación de la marca japonesa Julep y están diseñadas para cubrir, iluminar, hidratar, nutrir -poseen componentes antienvejecimiento- y proteger con un SPF 25. “En general estas cremas multifuncionales son bien similares entre sí, pero se van mejorando ciertos aspectos como los ingredientes y la textura”, plantea Tere Irarrázaval.