Sin categoría

Adiós dolor de cabeza

Sentir que el cráneo 'se parte' o tener molestas punzadas en la sien en forma persistente puede bajar el ánimo y debilitar el cuerpo. Aquí­ va una pequeña guí­a para ayudar a prevenir o disminuir estos dolores de manera natural.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Por: Angélica Lamarca*

¿Qué es la migraña?

La Dra. Gisela Kuester, neuróloga de Clínica Las Condes, explica que la migraña es un tipo específico de dolor de cabeza que se inicia a un lado de la cabeza, en la región frontotemporal o periocular, va aumentando progresivamente de intensidad y es pulsátil. En algunas ocasiones está precedida de alteraciones visuales y puede acompañarse de náuseas, vómitos, sensación de mareo, intolerancia a la luz, a los ruidos o enrojecimiento ocular. El dolor se incrementa en el curso de 1 a 2 horas y también con los movimientos de la cabeza o actividad física.

Algunas causas

Dulces: El consumo de alimentos con alto contenido de azúcar puede provocar migrañas, ya que se libera insulina en exceso y la hipoglicemia posterior provoca el dolor. El uso de endulzantes como sacarina o aspartame también pueden gatillar un dolor de cabeza. 

Falta de sueño: Tanto la falta como el exceso de sueño pueden provocar migrañas porque en este lapso se producen proteínas que tienen un rol protector del dolor y otras que pueden desencadenarlo. La alteración del sueño normal provoca un desbalance en el nivel de estas proteínas. 

Estrés:
Es uno de los factores más frecuentes de migrañas. En este estado se liberan hormonas y sustancias químicas que favorecen la aparición de dolor de cabeza, como el cortisol, que por sí mismo produce dolor y afecta la función de la serotonina, que contribuye a la ocurrencia de migrañas.
Tensión muscular: Frente a situaciones nerviosas o periodos de estrés aumenta la tensión muscular de la zona del cuello, mandíbula, cráneo, hombros y espalda, y se dilatan los vasos sanguíneos cerebrales, favoreciendo la aparición de dolor.

Otras causas: También producen dolor de cabeza en algunas personas los anticonceptivos orales, el tabaco, el alcohol, la exposición a luces brillantes, fluorescentes o pantallas de computadores, los olores fuertes, el calor, el ejercicio físico intenso, el abuso de cafeína o el consumo de ciertos alimentos como el chocolate, los quesos maduros, embutidos y salsa de soya.

Algunas soluciones

Tener una rutina de sueño, es decir, acostarse y despertarse en horarios fijos y dormir lo suficiente para sentirse descansado.

Alimentarse de forma regular y de manera saludable, evitando el ayuno.

Realizar actividad física regular, que ayuda a manejar el estrés y a liberar endorfinas, que son analgésicos producidos por el cerebro.

Evitar la automedicación y el uso excesivo de analgésicos, ya que con el tiempo esta practica determina un aumento en la frecuencia y mayor intensidad de dolores.

Terapias alternativas y medicina natural

Hierbas: Apenas comience el síntoma tome 2 a 3 cápsulas de artemisa, 3 veces al día. Si usa té en bolsitas, la dosis es de 2 a 3 diarias.

Homeopatía: La chamomilla compuesta es especial para dolores intensos de cabeza asociados a irritabilidad e insomnio.

Acupuntura:
Normalmente es usada como terapia de prevención, ya que incrementa el nivel de endorfinas, analgésico propio del cuerpo.

Meditación: Para bajar el nivel de estrés y saber manejarlo, las técnicas de relajación son indispensables. También ayudan las sesiones de yoga y las técnicas de respiración.

Jengibre: En caso de que la migraña vaya acompañada de náuseas, es muy efectivo tomar agüita con jengibre natural rallado.