Gastronomía

@la comensala

Semana del 09 de marzo de 2013.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Costamía, en Costanera Center


Buscando un lugar donde ir a comer con una pareja amiga llegamos a pie por Los Leones al nuevo Bleu de Toi, pero estaba cerrado, así que encaminamos hacia el Costanera Center, a probar alguno de sus locales. Como había leído buenas críticas del Costamía, a cargo del chef Alex Dioses, ex La Mar y Esquina de Dioses, elegimos este lindo local. Sin dejar de lado que estamos dentro de un mall, la ambientación de Costamía nos pareció espectacular no solo por sus grandes acuarios iluminados sino también por las lámparas que simulan medusas y las altas varas de bambú que parecen algas. La carta es amplia y ofrece especialidades peruanas -nacionalidad del chef- combinadas con chilenas, mestizaje que ya es parte nuestra. De la gran variedad de entradas frías y calientes, elegimos un cebiche de pescado con anillos de calamar frito que estaba bueno; un crudo de salmón aliñado que a mi marido no le gustó, pero al resto sí; una ensalada de pulpo blando sabrosamente sazonada; unos anticuchos de corazón a la peruana que eran el plato del día y estaban exquisitos, y un pastel de maíz con pino de mariscos de presencia no muy bien lograda. Acompañamos las entradas con cervezas y una refrescante sangría de la casa, junto a buen pan caliente y una atención amable y eficiente. Luego, sentados en la terraza que miraba hacia Providencia, probamos dos platos de fondo: merluza frita con crujiente fritura, un desafortunado puré de papas que decía al merkén, pero tenía exceso de otro ají chileno y ausencia del toquecito ahumado del merkén -además de muy salado-, y una ensalada chilena con demasiada cebolla. También un arroz Costamía, con mariscos y que el punto del arroz nos pareció un poco crudo. De postre, un olvidable brownie con maní y helado, en que el brownie, que estaba muy duro, contrastaba demasiado con la parte superior, una suerte de mousse. ¿Conclusión? Agradable ambiente, ideal para tomar algo y picar; a todo lo demás que probamos le faltaban ajustes.

Consumo: todo lo descrito, $76.700 (4 personas). Costamía, Costanera Center Andrés Bello 2447, local 5168, Providencia. 2618 9788. Nota: 5,5/7

El verdadero irlandés en Flannery’s


Cuatro días de fiesta para celebrar las costumbres celtas, beber cerveza y bailar al ritmo de los gaiteros. Así será el día de Saint Patrick’s -una de las tradiciones emblemáticas de Irlanda- en el Flannery’s. Entre el 14 y el 17 de marzo se conmemorará al santo patrono y cada día habrá un show distinto, desde danza hasta bandas de rock, siempre acompañado por abundantes sabores de tradición europea, como las irish chips, papas fritas cubiertas con tocino, queso gauda, ajo y perejil servidas con crema ácida, y hamburguesas caseras.

Encomenderos 83, Las Condes. $7.000 (jueves) y $8.000 (viernes, sábado y domingo).

Emporio Matetic


Los arquitectos Rodrigo Ferrer y Freddy Alvial le dieron a este emporio, ubicado en el ingreso a la viña del mismo nombre, una ambientación campestre y a la vez familiar, con albañilería de ladrillo artesanal, pilares antiguos y piso de pino oregón. El concepto de diseño interior, a cargo de Carolina Delpiano y Alexandra Edwards, se basa en los antiguos almacenes. En el lugar se venden productos de la zona de Casablanca y una amplia oferta de estos celebrados vinos.

Fundo El Rosario Lagunillas-Casablanca.A 105 km de Santiago, entre Casablanca y San Antonio.

Brisas del Mar, peruano en Ñuñoa


Otro peruano que se suma a la oferta santiaguina. Y esta vez la apuesta parte desde lo visual, pues la idea es evocar el litoral con una decoración marina más bien blanca. Si a ello le sumamos cocina a la vista, piqueos fríos y calientes para dos personas a $10.900 -tiraditos, pulpo provenzal o causa de atún-, el panorama es aun más atractivo. Su coctelería también se la juega: caipiroska de mango y martini de hierba luisa y maracuyá.

Avenida Irarrázaval 4600, Ñuñoa, teléfono 25041942.

Un gin con gin pero al estilo Hendrick’s


Este gin es de lo más inusual. Primero, porque tiene dos elementos extravagantes, infusión de pepino y rosas de Bulgaria que entregan un sabor y perfume exquisitos. Segundo, porque Hendrick’s viene en una botella oscura que evoca el empaque de los jarabes medicinales de la época victoriana. Está posicionado como el mejor gin del mundo, según el Wall Street Journal.

Disponible en las tiendas La Cav.

Noma en Cachagua


De los antiguos dueños de La Sal, El Madroñal y El Albero, nace un nuevo proyecto gastronómico. Su nombre proviene de las almas viajeras de las familias de Luis Fernández y de Luis Miguel Díaz, los socios, todos nómades y trotamundos. Por eso buscaron una cocina que integra sabores mediterráneos, con un concepto de raciones para picar y en un ambiente casual. Se puede partir, por ejemplo, con raciones de queso manchego con tostadas de tomate o ‘sartenes’ para compartir, como el de pulpo a la gallega.

Avenida Cachagua 324, Cachagua. Abierto todos los fines de semana del año.

El primer teppanyaki de la Ciudad Jardín


En pleno foco gastronómico de Avenida San Martín, en Viña del Mar, Sushiban celebra su llegada a la Quinta Región con un teppanyaki. Este es un estilo japonés en el que el chef cocina sobre una plancha de acero caliente y, mientras prepara los ingredientes (verduras, carnes y mariscos) domina cuchillos y espátulas, montando un show ante los comensales. Rolls envueltos en jamón serrano, pescado mahi mahi o carne de res, es parte de la oferta.

2 Norte 109, esquina 6 Poniente, Viña del Mar. De lunes a miércoles, de 12.30 a 00.00 horas; de jueves a domingo, de 12.30 a 1.30 horas.w ww.sushiban.cl