Belleza

Calendario Maybelline 2013, Nueva York en la piel

Doce lugares icónicos de la ciudad -uno por cada mes del año- aparecen representados por ocho modelos top en esta versión del calendario. Paisajes como el Washington Bridge, Times Square, el Empire State y Central Park sirvieron de inspiración para crear los looks, que esta vez incorporaron pintura corporal y nail art.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Fotos: Gentileza Maybelline New York

Este año el calendario de Maybelline desafió el concepto de que moda es solo ropa. Para hacerlo recreó paisajes neoyorquinos clásicos a través de una propuesta que unió maquillaje, pelo, manicure -nail art-  y pintura de cuerpo. Los encargados de dar vida a los looks de las modelos fueron Charlotte Willer (make up artist), Stephane Lancien (hair stylist), Honey (nail artist), Michael Angel (estilista de moda) y Anastasia Durasova (body artist), todos reconocidos profesionales de cada área.

Para modelar, la marca también escogió el equipo con pinzas. Entre las elegidas están Erin Wasson, Kemp Muhl y Charlotte Free. Wasson se convirtió en un reflejo de Times Square, el lugar más luminoso de la ciudad y donde hay mayor movimiento de peatones. También representó el concepto de un paso de cebra con franjas negras y blancas atravesadas en su cuerpo, que fueron dibujadas sobre su piel, mimetizándola con el pavimento. “Con la pintura de cuerpo puedes crear el efecto de que las personas se detengan y piensen: ¿qué es eso, un vestuario o un maquillaje?”, afirma Anastasia Durasova. Pero ese no fue su desafío más complejo, sino la representación del puente George Washington integrado al cuerpo de la modelo Emily Didonato. Pese a la dificultad, la artista asegura que fue una de las imágenes más especiales. “Me demoré un día entero en crear un boceto, y luego pasé siete horas midiendo y dibujando. La precisión de las líneas es el resultado de mucho trabajo”, asegura Anastasia.

Con la pintura de cuerpo puedes crear el efecto de que las personas se detengan y piensen: ¿qué es eso, un vestuario o un maquillaje?”, afirma Anastasia Durasova, body artist.

El encargado de capturar las imágenes fue el danés radicado en Nueva York Kenneth Willardt, quien colabora con Maybelline desde el año 2006. Conocido por su trabajo con celebridades en revistas como Vogue, Glamour y GQ, cuenta que este ha sido uno de los proyectos más interesantes y gratificantes que le ha tocado hacer: “El body art, al igual que la ciudad de Nueva York, es un eje de creatividad y estilo”, asegura.