Belleza

Lo bueno viene en frasco chico

A no ser que tengamos la billetera de Paris Hilton es imposible probar todos los productos que lanzan las marcas exclusivas de belleza... o al menos así­ era hasta ahora. Los clubes de belleza on line funcionan con suscripción y entregan mensualmente una caja con aproximadamente cinco productos en tamaño viaje. Una moda que empezó en Estados Unidos, se extendió a Europa y que llegará a Chile los próximos meses.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Hay productos que están sentenciados a pasar largas temporadas en el cosmetiquero sin que nadie los ocupe. Al comprarlos parecían hechos para nosotras, sin embargo al usarlos resultaron no ser tan ideales por su textura o simplemente porque no eran adecuados para nuestro tipo de piel.

Con el boom de los clubes de belleza on line esos impasses deberían ser cada vez menos frecuentes. ¿Cómo funciona este innovador concepto? Al igual que otros círculos de socios, que a cambio de una cuota fija envían a la casa un par de vinos cada mes, los clubes de belleza mandan una caja superelegante con aproximadamente cinco miniaturas de productos de belleza de marcas exclusivas.

Las salas de la Universidad de Harvard fueron el escenario donde hace dos años nació el primer club de belleza del mundo. La historia comenzó con dos jóvenes estudiantes de la Escuela de Negocios, Katia Beauchamp (29) y Barna Hayley (28), quienes tenían acceso a todas las novedades del mercado gracias a las muestras que les regalaba una amiga editora. Después de probar tantos productos decidieron crear Birch Box, el primer portal on line que entrega servicios de belleza a domicilio. En su primer mes ya registraba 3 mil suscriptoras, al año superaba las 45 mil. Hoy la empresa está avaluada en más de 10 millones de dólares.

El  modelo de negocio de Birch Box lo han imitado distintas empresas en diferentes partes del mundo. En España lo hacen los sitios Glamourum y Glossybox. Esta última tiene sucursales en el Reino Unido, Corea del Sur, Francia y Brasil.

En Argentina ya está funcionando Alma Box, y en Chile, antes de fines de año, van a estar operando tres portales, y My Beauty Box será uno de ellos.

 “La idea es que las usuarias puedan acceder a todas las novedades de belleza, probarlas tranquilamente y después comprar las que más les convenzan. Con esta modalidad una mujer puede probar productos que jamás compraría si tuviera que pagar su precio habitual”, explica Heléne de Fleurac, directora de My Beauty Box Chile (www.mybeautybox.cl ).  “Para hacerse socia habrá que pagar una suscripción (mensual, trimestral o anual) en el sitio web de nuestra página. Esta cuota (entre $10.000 y $12.000 mensuales) incluye los gastos de envío. Las usuarias recibirán todos los meses en su casa una caja superglamorosa con alrededor de cinco exclusivos productos de belleza en formato viaje. Podrán probar esmaltes de uñas, lápices para ojos y cremas hidratantes, entre otros. No son muestras como las que vienen en las revistas o regalan en los supermercados, lo que trae el envase es suficiente para comprobar su efecto y dura aproximadamente quince días. El contenido de las cajitas es sorpresa: nadie sabrá qué traen en su interior hasta que las abran. Por el momento no permitirán ningún tipo de personalización por gustos o tipos de piel, pero las usuarias podrán acceder a la página en línea y optimizar el uso de sus productos con la ayuda de consejos y tips. La idea es que también puedan compartir su experiencia con otras apasionadas de la cosmética”, explica Heléne de Fleurac.

Otra empresa que funcionará este año en nuestro país es Glamour Box. “Vamos a cooperar con las marcas más exclusivas del mundo para ofrecer los mejores productos cosméticos a nuestras clientas chilenas. La diferencia entre nosotros y otras empresas es que no estamos enfocados en tener la mayor cantidad de usuarias. Vamos a aceptar un número limitado para asegurarles una gran experiencia”, cuenta Adam Link, cofundador de Glamour Box (www.glamourbox.cl).  

Nina’s Box (www.ninabox.cl ) es otro de los portales a los que las chilenas podrán acceder. “Ya tenemos más de 2.500 personas registradas en lista de espera y confiamos que a partir de agosto puedan comenzar a recibir sus primeras cajas”, explica Anne-Sophie Dutat, su directora. Una manera entretenida de estar al tanto de las novedades sin gastar mucho dinero.