Moda

Zapatillas de lujo

Se han convertido en debate obligado entre las cibernautas de los blogs de moda: ¿La diseñadora Isabel Marant perdió el sentido por el buen gusto o supo reinventar magistralmente un clásico de los 80? Al parecer ganó el segundo argumento, porque bastó un par de apariciones públicas de algunas fashionistas luciendo este modelo para que las zapatillas Willow se convirtieran en el nuevo must have del streetstyle.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Érase una vez, en una época no muy lejana, en que las zapatillas de caña alta eran furor. No precisamente entre basquetbolistas, sino que en toda mujer que quisiera andar ‘a la moda’. Planas, con cordones y velcro, y en una amplia paleta de colores, las sneakers salieron del gimnasio para pasearse por las calles y eventos sociales. En plenos 80, combinadas con unos jeans nevados o unos shorts mal cortados, las mujeres armaban esos looks que a muchas han hecho reflexionar: ¡¿En qué estaban pensando?!

Pues bien, de la mano de la diseñadora francesa Isabel Marant, el ciclo de la moda las trae de regreso para este otoño-invierno, pero reinventadas.  El modelo Willow es de caña alta y tiene la lengüeta subida. Hay con cierre en velcro o cordones y los colores van desde un sobrio negro hasta estridentes combinaciones en rojo, amarillo y verde. ¿Su gran ventaja? Tienen una cuña interna de 6 u 8 cm que las hace conjugar la comodidad de unas zapatillas con la altura que suman los tacos. Interesante combinación.

CALZADO ‘IT’
Que el lente de las cámaras captara a algunas fashionistas llevándolas en público fue suficiente para que la mitad de las parisinas caminara con estas zapatillas por la capital francesa y los blogs de moda más populares, como The Blond Salad, de la italiana Chiara Ferragni, plantearan el debate respecto a si son un crimen o acierto de la moda.

En su último videoclip, Love on Top, la cantante Beyonce baila en todo momento usando el modelo High-Top Suede, de Marant. Y siguiendo la tendencia, celebridades como Alicia Keys, Miranda Kerr, Kate Bosworth y Anne Hathaway no han hecho más que elevar la popularidad de las controversiales zapatillas. “Como casi todo en moda, este es un caso muy claro de marketing puro y duro. Ves a chicas estupendas, actrices o modelos, y se te meten por los ojos hasta que te gustan”, comentó la estilista de S Moda Cristina Pérez.

Su precio bordea los US$ 700 y en las tiendas hay que inscribirse en una lista de espera para conseguirlas, nómina que en febrero y solo en su local del SoHo (NY) alcanzaba siete páginas, según declaró una vendedora al sitio CultureMap Houston. Otras marcas de lujo, como Gucci, Lanvin, Miu Miu y Karl (de Karl Lagerfeld), también reinventaron el modelo. La buena noticia para las más ansiosas o austeras es que tiendas lowcost como Ash, H&M, Aldo y Topshop ya tienen sus propias versiones en catálogos. En su twitter oficial Topshop publicó: “¡Esto es lo que ahora llamamos zapatillas!”. En Chile estas marcas aún no confirman si las traerán, aunque es posible encontrar algunos modelos similares en otras tiendas del retail.

El calzado de lujo cambió. Ya no es regla montarse sobre unos stilettos para verse glam, un par de zapatillas como estas también logran el objetivo (¡con los cm extra incluidos!). Combinadas con leggings de cuero, glitter o estampadas -según proponen blogs de moda- las zapatillas de caña alta están de regreso.