Gastronomía

Gastronomí­a


  • Revista Mujer

Compartir vía email

@lacomensala
Les Assassins

¿Qué tendrá este antiguo restaurante de calle Merced? ¿Será acaso su acogedora y cálida ambientación? ¿Su carta francesa clásica? ¿El hecho de que sea para fumadores? El local siempre está lleno, y es un hecho destacable que lo esté después de casi 50 años de haber abierto sus puertas. Fui con una amiga a tratar de responder estas preguntas y he aquí nuestra experiencia. Al llegar un miércoles a la hora de almuerzo, tras una agradable caminata por el barrio Lastarria, tuvimos que esperar unos 20 minutos para que se desocupara una mesa, y no éramos las únicas: tres señores hicieron lo mismo. Cuando entramos nos llamó la atención que todas las mesas con manteles a cuadros blancos y verdes tuvieran ceniceros en este pequeño espacio de dos pisos, uno de ellos subterráneo. Partimos pidiendo un paté de la casa que venía con unos trozos de marraqueta calentita buenísima; el paté no tenía mucho sabor y juraría que estuvo congelado. Luego probamos una omelette de verduras que para nuestra sorpresa estaba bien seca. El panqueque relleno de champiñones y camarones (poquitos) y gratinado estaba mejor: bueno el panqueque y jugoso el relleno hecho con champiñones frescos. La sopa de cebolla estaba francamente sabrosa, con pan frito y queso derretido. De postre compartimos una crème brûleé que estaba rica y bien preparada, aunque la capa de azúcar acaramelada ahí mismo (se podía sentir el exquisito olor a azúcar dorada) era demasiado gruesa. Buen detalle: tienen vino de la casa en medias jarritas que alcanzan para dos copas. Pensamos que por lo acogedor daban ganas de quedarse tomando un vinito en una larga sobremesa. Pero tampoco era eso, pues cierran tras el almuerzo y vuelven a abrir para la comida. La verdad es que no supimos develar cuál es el secreto de Les Assassins, pero sí volvería a tomarme la sopa de cebolla. Mas no el ‘café de tarro’ que se veía en la mesa de al lado… Consumo: todo lo descrito: $27.240.

Les Assassins
Merced 297,  barrio Lastarria
638 4280
Nota: 6/10

¿Un postre salvador para estos días ya más fríos? Plátanos al horno con jugo de naranja, una pizca de azúcar, algo de canela molida y un toque de mantequilla… ¡Muy buenos!

Nuevos sabores de sal


En Cristales de Chile -productor de sal de mina gourmet que proviene del norte de nuestro país- no paran de investigar nuevos sabores para sus productos. Yo los he probado todos -oliva, pimienta, merkén, ajo, mix de pimientas-, cada uno ideal para diferentes usos. Las últimas novedades son la sal de pebre, con tomate, cebolla, cilantro y ají deshidratados, y la sal multigrano, con sésamo, linaza, pepas de calabaza, almendras y polen. Al moler todos estos ingredientes junto a los cristales de sal, gracias al molinillo del envase, se produce la magia de la sal saborizada.

$4.000 aprox. En las tiendas Mercadito, Santo Domingo 861, Santiago centro, y Raíces, Calle del Inca 5900, Las Condes.