Belleza

Uña maní­a

Este año, como nunca, las novedades en el mundo de la manicure invadieron las pasarelas de la moda internacional. Esmaltes diferentes, uñas que parecen garras y combinaciones de colores impensadas son algunas de las tendencias que ya están aterrizando en Chile.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

El arcoíris es poco. La variedad de tonos de esmaltes que existen hoy es infinita. Solo del color azul -protagonista indiscutido del invierno 2012- hay al menos 10 opciones: klein, marino, con glitter, metalizado y denim son algunos ejemplos.

Las uñas están de moda. Y la principal prueba de ello es el tiempo que los maquilladores dedican en el backstage a decorar una por una. En síntesis: ya no basta con limarse y esmaltarse prolijamente. Esta temporada la propuesta es transformar las uñas en verdaderos accesorios de moda.

¿Quién no recuerda a la malvada reina de Blancanieves? ¿Esa que sostiene la manzana envenenada con sus garras rojas eternas y filosas? Pues bien: ella podría ser un ícono de la moda actual. Para esta tendencia valen tanto las uñas propias como las postizas, que también se pueden limar y moldear. Las archifamosas Adele, Fergie y Lady Gaga, todas con sus uñas larguísimas, son tres de las principales exponentes de esta tendencia. Según cuenta Paula Goycolea, socia de Hands & Company, las chilenas somos más tradicionales en el look. Dice que la gran mayoría aún prefiere las uñas cuadradas con los costados ovalados y, en general, cortas. “Las mujeres más jóvenes son las que se atreven a la tendencia de las uñas largas”, cuenta. Cristián Miranda, manicurista de Be Cute, coincide: “Sinceramente no creo que las chilenas se animen a usar ese tipo de uñas, sí se atreven a jugar más con colores y diseños, pero no con la forma”.

En cuanto a los tonos, los fucsias que hicieron furor en el verano ahora están casi prohibidos. En la temporada otoño invierno mandan los esmaltes más oscuros como el negro, azul, guinda y gris. El toque audaz lo aportan los esmaltes craquelados, los tornasolados o con glitter y los esmaltes adhesivos. “La francesa, que ha estado de moda por décadas, ahora se deja de lado. Se apuesta por la combinación de colores atrevidos, como azules con el borde dorado o plateado e incluso bronce”, dice el experto de Be Cute.

Sobre la creencia de que a las uñas cortas les vienen mejor los colores oscuros y a las largas los tonos claros, Jenny Leopold, makeup artist de DBS Chile, aclara que se trata de un mito: “No hay requisito de largo y corto para el colorido, lo que sí hay que tener en cuenta es el color de la piel. Unas manos con un color de piel blanco bien hidratadas y cuidadas con un tono rojo intenso se ven increíbles, en cambio unas manos más morenas quedan mejor con colores cálidos, más anaranjados”. En definitiva, para manos blancas colores fuertes y para manos morenas, tonalidades más luminosas.

Lo nuevo


Los esmaltes tipo sticker son un hit. Hay de encaje, multicolores, brillantes y animal print, entre otros diseños. “Son tiras de esmalte especiales para quienes tienen poco tiempo y quieren lograr una manicure perfecta. Pueden durar hasta 10 días, y la ventaja es que no necesitan retoque”, cuenta Constanza Moure, export sales & marketing manager de Sally Hansen. No hay tiempo de secado y son a prueba de errores. ¿Cómo se retiran? Con quitaesmalte tradicional. “También viene muy fuerte la tendencia de hacer diseños en cada uña para acompañar una manicure. Diversas marcas tienen en el mercado distintos tipos de accesorios para dibujar, estampar o pegar directamente sobre las uñas”, acota Jenny Leopold, makeup artist de DBS Chile.