Belleza

Maquillaje en las pasarelas: Lo que viene

Este invierno la piel será natural y los labios retomarán su reinado con tonos que van del rojo al berenjena. El look nude sigue vigente y las uñas continúan siendo protagonistas, aunque más largas y en punta.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Labios en primer plano


No hace falta que bote el gloss nude, pero sí puede dejarlo descansar. Este invierno el color vuelve a apoderarse de los labios: el rojo mate que inmortalizaron divas como Marilyn Monroe y Sofía Loren debe formar parte de cualquier cosmetiquero. Para las más osadas, el rouge color berenjena, el morado y los tonos flúor aportan el toque sofisticado. Si no quiere saber nada con pintar su boca de color, no se preocupe. El rouge del mismo color que el labio y el bálsamo transparente no pasaron de moda.

Ojos metalizados


La paleta de sombras abarca todas las tonalidades de ocre, dorados y bronces, el complemento perfecto para una boca intensa y llena de color. Si adopta un look natural en los labios, entonces la sombra azul será su gran aliada de la temporada invernal. Desde el más suave hasta el marino oscuro, casi negro, el tono ideal para un smokey eye.

Uñas de ‘bruja’


Las uñas cortas siguen vigentes en tonos nude pero también se llevan en colores invernales como el burdeo, berenjena, azul y morado. El dorado es ideal para la noche y la manicure francesa bicolor, la alternativa favorita de las más jóvenes. Lo más trendy son las uñas largas, filosas y en punta, como las brujas de los cuentos. Esta tendencia, que hizo furor en los 80, vuelve con fuerza para el próximo invierno.

Las cejas mandan


Subieron al podio la temporada pasada y este otoño-invierno seguirán allí. Ningún look está terminado si no se trabajan las cejas. Dos opciones: despeinarlas para un efecto natural o marcarlas con ayuda de un delineador para un estilo más arquitectónico. ¿El secreto? Sumar al cosmetiquero básico una sombra del mismo color que el pelo de las cejas para rellenar y jerarquizar la mirada.

Piel transparente


El verano ya es historia. Y la piel bronceada, también. De acuerdo con lo que se vio en las pasarelas internacionales se impone el look victoriano y la base debe ser translúcida. Puede ser mate, pero tanto mejor si se atreve al efecto nacarado, que aporta luminosidad al rostro. Si prefiere, puede utilizar una base sin brillo y luego un iluminador en el hueso de la nariz y sobre los pómulos.