Sin categoría

Rooibos, el ‘té’ de moda

Por sus miles de propiedades benéficas y porque no contiene cafeí­na, esta infusión suma cada vez más adeptos en todo el mundo. Puede ser tomado por todos y a cualquier hora del dí­a.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

SUS PROPIEDADES
La nutricionista Nelba Villagrán, del Centro de Medicina Preventiva Physis (tel. 367 0366), explica que las propiedades del rooibos son inmensas:
Es un gran antioxidante, por lo que previene el envejecimiento prematuro.
Ayuda en casos de anemia, posee minerales como hierro, zinc, potasio, fluoruros, cobre, calcio y magnesio, entre muchos otros.
Previene enfermedades cardiovasculares.
Previene las caries y ayuda a tratar la inflamación de las encías.
Es un buen antialérgico, por sus propiedades desinflamatorias.
Eleva la serotonina, lo que contribuye a mejorar el ánimo, reducir el estrés, los dolores de cabeza y el insomnio.
Controla la ansiedad .
Ayuda a regular problemas gastrointestinales.
Es una buena fuente de ácido ascórbico (vitamina C), por lo que refuerza el sistema inmunológico.

DONDE ENCONTRARLO
Muchos salones de té tienen rooibos como opción. Dos de ellos son:

Salón de té Maryté

Tienen dos tipos de rooibos para tomar, rooibos orgánico y rooibos coco chai, que es una mezcla del orgánico con especias chai y coco deshidratado. Yo lo he probado y es realmente delicioso.
Dónde: Nueva Costanera 4323, Vitacura, tel. 985 7082

La Tetería
Tienen té de rooibos puro, con yogur y lemongrass; con rosas, chocolate y lemongrass; con especias, dátiles e higos, y uno chai, con especias y piña.
Dónde: Santa Magdalena 86,  Providencia, tel. 333 8912,  www.lateteria.cl

TOMAR ROOIBOS
Preparación: Lo mejor es dejarlo reposar en agua hirviendo por 7 minutos. Luego retirar la hierba del agua y servirlo caliente o frío.

Quiénes pueden consumirlo: Todos, ya que no contiene sustancias excitantes, alcaloides ni cafeína. Yo tomo una taza todas las tardes. Me encantan su aroma y sabor, y me ayuda a conciliar el sueño.

Horario: Lo ideal es tomarlo con el estómago vacío, entre las comidas. Para deportistas, lo mejor es después de hacer ejercicio.

Cantidad: Se recomiendan 3 a 4 tazas diarias.