Belleza

Punto de partida

Nuestra piel es  como un espejo. Por más que usemos maquillajes y cremas, si no empezamos y terminamos el dí­a con una correcta limpieza, a la larga la tez se volverá opaca y lucirá avejentada. Aquí­, todo lo que necesita saber para armar su rutina de cuidados.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

¿Por qué limpiar el rostro es tan importante?
Porque nuestra piel es reflejo de belleza, salud y femineidad. Está viva, respira, se regenera y también está sujeta a los cambios climáticos y al paso del tiempo. La piel expele sebo y células muertas, los poros se obstruyen y por eso es fundamental limpiarla con productos indicados ya que durante el día recibe distintas agresiones (viento, calor, sol, aire acondicionado, esmog). También influyen la alimentación y la cantidad de agua que ingerimos. Pero por más saludable que sea nuestro estilo de vida,  cuidar la piel  con productos es esencial. De esta manera se limpian los poros y se evita que se formen acumulaciones de partículas sucias que harán que se vea opaca y sin vida. Cualquier tratamiento de belleza facial debe comenzar por la limpieza.

¿En qué consiste una rutina correcta de limpieza?
Se debe seguir una serie de pasos de manera sistemática. Como siempre, el éxito radica en la constancia, pero en términos generales una rutina correcta consiste en lavar el rostro con un gel limpiador en la ducha y después tonificarla para eliminar posibles restos de residuos de maquillaje. Es muy importante que el gel que use no quede en el rostro, por lo que debe ser exhaustiva en el enjuague. Recién ahí la piel queda preparada para recibir el tratamiento de cuidado diario. En la noche, aplicar un gel al agua o una leche de limpieza y a continuación un tónico y una crema de cuidado nocturno. Debemos exfoliar la piel una vez a la semana, y si es sensible, una vez cada 15 días.

¿Cuáles son los productos indicados para  cada tipo de piel?

Para una piel grasa se recomiendan los geles al agua, que limpian profundamente. El tónico debe ser matificante, purificante y desincrustante de poros.
Para una piel mixta se trabaja un gel al agua equilibrante o con una leche desmaquillante fluida; el tónico debe ser revitalizante.
Para una piel normal a seca se recomienda desmaquillar con una leche más confortable y untuosa que limpie suavemente la piel y que la nutra a la vez. El tónico debe ser nutritivo y muy delicado, para que proporcione la primera hidratación dérmica.

¿Qué es y para qué sirve el agua micelar?
La ventaja de las aguas micelares es que proporcionan una eficaz limpieza ya que son  un producto ‘tres en uno’: limpian desmaquillando ojos y rostro, y a la vez tonifican la piel. Es recomendado para mujeres prácticas que necesitan que su rutina de limpieza sea rápida y también para las pieles maduras, que generalmente son más secas y sensibles. Hoy en día existen en el mercado varias marcas internacionales que han incorporado el agua micelar a su línea de productos.

¿La rutina debe ser igual durante  todo el año?
Una rutina de cuidados es fundamental siempre. En Chile, como el clima es seco, independientemente de las temporadas no es necesario limpiar la cara más de dos veces al día. Si viaja a un destino húmedo puede sumar una tercera limpieza a mitad del día, y luego aplicar una crema con factor de protección solar. También se recomienda -en verano- evitar los productos muy activos (agresivos), pues la piel ya está recibiendo un daño extra al exponerse al sol.

¿Desde cuándo hay que comenzar a usar productos de limpieza?
Las personas deben acostumbrase a lavar su rostro con un buen producto desde su adolescencia. Con ello evitarán que la piel se dañe y que el rostro conserve su luminosidad y juventud. La limpieza y el protector solar deberían ser una rutina esencial, como el lavado de dientes. Lo ideal es buscar asesoramiento profesional con un médico dermatólogo, ya que el mercado ofrece muchas alternativas de productos limpiadores, y algunos son demasiado agresivos e incompatibles, por ejemplo, con las pieles que sufren de acné.

¿Las toallitas desmaquillantes y el jabón también sirven?
Hay jabones neutros y específicamente formulados que sí se pueden usar para lavar la cara, especialmente si su piel es grasa. Pero en términos generales no se recomiendan los jabones tradicionales ya que poseen ingredientes (como el perfume) poco apropiados para el rostro. Las toallitas desmaquillantes sirven para retirar restos de cosméticos, pero deben complementarse con productos específicos para lograr una limpieza profunda ya que no logran eliminar las impurezas.

Asesoraron: Rodolfo Klein, médico dermatólogo; Liliana Pérez, esteticista del Beauty Institute de Lancôme, y María Isabel Gandarillas, gerente general de Perricone MD en Chile.