Gastronomía

Gastronomí­a


  • Revista Mujer

Compartir vía email

@la comensala
Bristol

Como hace rato que quería volver al restaurante del hotel Plaza San Francisco, un clásico del centro, aproveché una reunión por allá para invitar a dos amigos que también tenían ganas de venir a probar la mano del chef Áxel Manríquez. El local, ambientado en el estilo más clásico, estaba repleto. Tal vez por eso el servicio estaba colapsado ese día; amable pero lento y descoordinado.

Como entrada, compartimos locos en tres presentaciones: chupe de poca consistencia, locos con palta sobre papas nativas, y triturados con quínoa y salsa verde, este último muy sabroso y lo mejor del plato. También un espectacular y enviciante abanico de turbot con salsa de machas sobre mixtura de porotos con zapallo y aroma de ají verde. Yo escogí un plato que llamó mi atención: filete de corvina -que hubiera agradecido un poco menos cocida- con crocante de chorizo, salsa de crustáceos y garbanzos con palta al comino, una mezcla bien curiosa pero no sé si fascinante. Y probamos un solomillo de cerdo relleno de prieta con papas con chuchoca. A mi amigo que vivió en España le pareció recocido (dice que acá los chilenos seguimos traumados con la triquinosis y que los españoles sirven el solomillo rosadito).
A la hora de los postres, de linda presentación y bien contundentes, los panqueques de chocolate con frutos del bosque gratinado con sabayón de horchata me parecieron para elevarse de la silla de lo buenos. También rico el tiramisú con murtillas, y original la leche nevada de cabra con pajarete y helado de rosa mosqueta con chañar.
En suma, un clásico que trabaja con mucho cariño nuestros productos pero que ese día, al parecer, ‘colapsó el sistema’. Se viene ya la carta de verano, y Manríquez nos contó que buscará sorprender con los sabores de verano. Habrá que ir a verlo. Consumo: entrada de locos + abanico de turbot $20.800.

Bristol
Av. Lib. Bernardo O’Higgins 816, Santiago.
Tels. 360 4416 y 639 3832.
Nota: 7/10

Para relajarse un poco del estrés prenavideño, vaya a darse una vuelta al Parque Araucano, entre el 15 y el 18 de diciembre, a la feria El Sánguche, a disfrutar de un buen emparedado…

Chocolatería en el Omnium
Matías Pérez abrió en el centro comercial Omnium, de Apoquindo, Chocolates El Refugio, donde la mayoría de los productos tiene alrededor de 70% de cacao en su composición. Hay mazapanes y trufas al ron de Santa Ignacia, bombones de Caramel (papayas, ciruelas, pimienta, café) y cajas de chocolate rellenas con frutos secos de La Casa del Chocolate. También galletas de mazapán sin gluten y chocolates para diabéticos, cada producto con su marca original.
Apoquindo 4900, L. 116, tel. 246 3085.