Gastronomía

Gastronomí­a


  • Revista Mujer

Compartir vía email

@lacomensala
LA PESCADERIA

El grupo era exigente: no solo yo, sino dos amigos chefs y un colega crítico que esta vez no comió. El restaurante elegido fue el nuevo local de Fernando Walker en BordeRío, La Pescadería. Lindo y sencillo, combina celeste, blanco, madera, fotos marinas en blanco y negro y pizarras con la oferta del día. Tiene terraza pero nos sentamos adentro.
Partimos con unos frescos y deliciosos erizos con tostadas crujientes. Pedimos también un cebiche que nunca apareció (¡pero nos percatamos cuando apareció la cuenta!). Luego llegaron nuestros fondos: merluza austral perfecta, un pulpo a la parrilla con papas que a mi amigo chef le pareció muy blando y rico; yo pedí unos mariscos salteados al wok con salsa de soya y vegetales sobre fetuccini. Estaban muy sabrosos y a punto. Venían espolvoreados con sésamo, pero traían también queso rallado que estaba definitivamente de sobra.
Estaba rico todo, aunque los postres nos decepcionaron bastante. Si bien las porciones eran grandes como para compartir, no estaban a la altura de todo lo antes probado. O sea: guateaban. En la carta decía strudel de manzana pero no lo era, y tampoco era bueno. O decía flan casero y después se suponía que era crema catalana. Ni lo uno ni lo otro, ni chicha ni limonada. El único que funcionaba correctamente era el clásico volcán de chocolate. Aquí hay un punto a mejorar, pues el servicio también es cuidado y en general funciona bien. Consumo: todo lo descrito + 2 jugos, 2 bebidas y 3 cafés: $55.500.

La Pescadería
BordeRío
, Monseñor Escrivá de Balaguer 6400, Vitacura, tel. 953  8330.
Nota: 7/10

Daiquiri de frutillas Havana


Para refrescarse en la terraza
Ingredientes:
1 cucharada de azúcar
Jugo de ½ limón
2 frutillas maduras
Gotas de jarabe de marrasquino
20 cc de jarabe de frutilla
45 cc de ron Havana Club Añejo 7 años
Hielo frapé
Mezclar todo en la licuadora por 30 segundos y servir en copa de daiquiri.

Jorge Teillier al plato


Si bien no era un gourmet o un tipo de apetito voraz, como sí lo fueron Neruda y De Rokha, Jorge Teillier escribió interesantes crónicas sobre bebidas, comidas y emblemáticos lugares. Esto gracias a que fue parte del staff del primer suplemento gastronómico que tuvo un diario en Chile y que duró muy poco. Confieso que He Bebido y Otras Crónicas del Buen Comer, editado por el Fondo de Cultura Económica, recoge 19 crónicas publicadas entre 1980 y 1982. En ellas se mezclan la nostalgia por tiempos idos con reflexiones sobre el beber y el comer, junto con la amplia enciclopedia literaria que tenía el poeta. Muy lindo y entretenido además. En librerías.

Vayan Preparándose.
Ya se viene la feria El Sánguche, entre el 15 y el 18 de diciembre en el Parque Araucano de Las Condes.