Belleza

160 años haciendo belleza

Parece una farmacia, pero no es. Podrí­a ser una perfumerí­a, pero tampoco. Aunque, en verdad, es una suma de ambas. Kiehl's, la marca de belleza que nació en Nueva York como una botica al viejo estilo europeo, está de aniversario.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

El año 1851 estuvo marcado por hechos que, de un modo u otro, revolucionaron aquella época. Veamos: Giuseppe Verdi estrenó su ópera Rigoletto; se publicó la primera edición del diario The New York Daily Times, que años más tarde pasaría a llamarse New York Times, y también se inauguró el primer ferrocarril de Chile (Copiapó-Caldera). Ese mismo año, en el East Village de Nueva York, abrió sus puertas Kiehl’s Pharmacy, una tienda cuyo objetivo fue fusionar los mundos cosmético, farmacéutico, herbal y medicinal.

Han pasado 160 años. Y Rigoletto sigue siendo una de las óperas más escuchadas, el Times es acaso el diario más prestigioso, millones de chilenos viajan en tren cada día  y Kiehl’s se ha transformado en una marca ícono en lo que se refiere a la belleza natural. 

Fundada por John Kiehl, Kiehl’s Pharmacy nació como una botica al viejo estilo europeo en el East Village de Nueva York y desde el comienzo se hizo conocida como el lugar ideal para encontrar cura y aliviar golpes violentos, dolores de cabeza, sarpullidos e incluso adquirir aceites que traerían riqueza y suerte.

Así hasta 1921, cuando Irving Morse, herborista y aprendiz de Kiehl, compró el negocio, pero decidió mantener su nombre original. Años más tarde su hijo Aarón se sumó a la empresa y le impuso su look excéntrico. Viajó por EE.UU. buscando motocicletas antiguas, que aún hoy decoran sus tiendas, repartidas en 37 países.

La marca llegó a Chile hace tres años y desde entonces no ha parado de sumar adeptos. Luz Valdivieso, Marcial Tagle, Paola Volpato, Felipe Castro, Amaro Gómez-Pablos, Amaya Forch, Mónica Pérez, Francisco Sagredo,  Francisco Pérez-Bannen, María Gracia Subercaseaux, Katherine Salosny y Francisco ‘Chaleco’ López son algunos de sus fanáticos, y también embajadores locales.

Responsabilidad social


La generosidad es fundamental en la ‘Misión Kiehl’s’, escrita hace más de 30 años por la familia fundadora. La empresa trabaja con ingredientes que ayudan a financiar programas que aseguren una mejor calidad de vida para las comunidades tradicionales y emplea la mínima cantidad de conservantes. Solo el 5% de los productos lleva caja y prácticamente han eliminado el plástico PVC, usando otros plásticos alternativos más amigables con el medioambiente.