Belleza

Fruto rejuvenecedor

Según la mitologí­a griega, el primer granado -árbol de la granada- fue plantado por Afrodita, diosa del amor y de la belleza. Pero sus enormes propiedades cosméticas van mucho más allá de la leyenda. Reafirmante y antioxidante natural, incluso más que el té verde o el vino, se ha convertido en el ingrediente estrella en lo que respecta al cuidado de la piel.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Antiguamente la granada era asociada con la fertilidad, buena salud, vida eterna y prosperidad, debido a la gran cantidad de semillas que tiene en su interior. Culturas como la egipcia y la griega la utilizaban comúnmente para hacer una especie de vino, pero también en aplicaciones medicinales. Además, como la parte comestible (las semillas) está protegida, era un alimento ideal para consumir en el desierto sin que se deteriorara con el calor. Pero si bien atribuciones como la vida eterna pueden ser un tanto excesivas, sus propiedades nutricionales y cosméticas la hacen, sin duda, una fruta superpoderosa.

De color rojo carmesí, extraña apariencia y dulce, la granada proviene de la zona comprendida entre Irán y el norte de los Himalaya, en India. Sin embargo, por su sabor y propiedades cosméticas y medicinales su consumo se ha extrapolado a lo largo de todo el globo, y Chile no es la excepción. Como postre, jugo, en cremas y sérums, la granada salió absolutamente del anonimato.

“El extracto de granada tiene alto contenido de taninos, aminoácidos, vitaminas A, C y E, y minerales, lo que lo hace una excelente fuente antioxidante, antiinflamatoria y antiedad, como ningún otro fruto”, dice Abena Antwi, química senior del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Burt’s Bees.

El uso de extracto de granada en la cosmética es cada vez más común, ya que gracias a sus propiedades estimula la producción de colágeno. “Es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza, incluso más que el té verde o el vino. Reafirma los tejidos de la piel e inhibe los radicales libres, permitiendo recuperar su flexibilidad y elasticidad naturales. También, por su alto contenido de vitamina C, aporta luminosidad y blanquea la piel”, explica la cosmetóloga María Olga Estrada. Además funciona como astringente, disminuyendo el tamaño de los poros, lo que lo hace ideal para pieles mixtas o grasas.

El poder regenerador


Con granadas cultivadas biológicamente en Turquía, Weleda desarrolló una completa línea de productos para el cuidado facial y corporal. Entre ellos se encuentran el aceite regenerador, contorno de ojos, cremas de día, de noche y de manos, sérum y gel de ducha, todos con propiedades reafirmantes.

Vitalic de granada


El reconocido doctor Howard Murad, creador de la línea cosmética que lleva su apellido, desarrolló una gama de productos utilizando la granada como principal activo. Vitalic de Murad cuenta con una máscara exfoliante, contorno de ojos, tónico limpiador, gel reparador de poros y crema hidratante SPF 15. Además de bloqueadores solares factores 15 y 30 a prueba de agua.

Naturally Ageless


La empresa cosmética Burt’s Bees creó esta línea de productos que tiene el extracto de granada como componente central. Enfocada a disminuir las líneas de expresión, combatiendo naturalmente el deterioro que causan los radicales libres en la piel, desarrollaron tres productos: una loción de día, una crema relajante para ojos y una crema reafirmante de noche.