Belleza

¡Sí­ se puede!: Buenas noticias para embarazadas

Que no pueden teñirse el pelo ni sacarse una radiografí­a. Aquí­ derribamos algunos de los principales mitos vinculados al embarazo. Para disfrutar más y temer menos.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

“No existe un solo reporte médico a nivel mundial que demuestre que teñirse el cabello puede afectar a la guagua”, dice Sebastián Ferrer.

DRENAJE LINFATICO
Por la Dra. Carmen Moren, directora de la Clínica Carmen Moren
“Hay una tendencia mundial a no realizar intervenciones a las mujeres embarazadas para protegerlas ante una situación de estrés. Por ejemplo, si bien no está comprobado que el uso de bótox puede afectar al feto, el estrés del pinchazo podría causar alguna consecuencia. Por ese motivo lo ideal son los tratamientos que no utilizan ningún tipo de aparatología. Sí se pueden realizar microdermoabrasión con punta de diamantes y, especialmente, masajes de drenaje linfático manual en los brazos y en las piernas. No tienen ninguna contraindicación y son muy beneficiosos para activar la circulación de las piernas y evitar la retención de líquidos tan común en los embarazos”.

TEÑIR EL CABELLO
Por los doctores Manuel Parra y Mario Carstens y Sebastián Ferrer, dueño de la peluquería The Boss
“No existe un solo reporte médico a nivel mundial que demuestre que teñirse el cabello puede afectar a la guagua. Efectivamente la tintura es un veneno y, como tal, no es beneficiosa para la salud. Pero teñirse durante el embarazo es como subirse a una micro que tira monóxido de carbono o tomar un café cerca de una persona que fuma. No es algo que se recomiende hacer todos los días, pero si se hace alguna vez no tiene consecuencias. Al menos no comprobables a nivel científico”. “En general los productos que se utilizan para tinturar no se absorben a través del cuero cabelludo y el efecto es local (en el pelo), por lo tanto no hay riesgo  para el feto”, dice el Dr. Manuel Parra, ginecólogo de Clínica Alemana. “Se debe privilegiar el uso de productos que no contengan amoníaco y evitar la decoloración del pelo, ya que se ciertos solventes podrían provocar problemas”, completa el Dr. Mario Carstens, de Clínica Santa María.

SACAR RADIOGRAFIAS
Por Jorge Carvajal, profesor de Obstetricia y Ginecología, Pontificia Universidad Católica de Chile
“Las células más expuestas al daño por la radiación (como los rayos X) son las que están en proceso de división celular, como es el caso de un embrión en desarrollo. De este modo es completamente cierto que las radiografías pueden producir efectos adversos en el feto. El secreto es la dosis de radiación. A mayor radiación, mayor es el riesgo de daño celular. Y no es lo mismo un accidente en una central nuclear que una radiografía. La mayoría de los exámenes diagnósticos que exponen al feto a radiación ionizante le aportan dosis menores a 50 mSv (5 rems), las que no han demostrado ser dañinas. En resumen, si el doctor necesita un examen radiológico para el buen tratamiento de la mujer embarazada, este debe hacerse. Para mayor seguridad, se hará, si es posible, protegiendo la zona abdominal con un delantal de plomo”.

ACIDO GLICOLICO
Por María Olga Estrada, directora de la Clínica Cosmética María Olga Estrada
“Los peelings corporales y faciales con ácido glicólico no tienen riesgo para la mujer embarazada ni para la guagua en formación, y son ideales para evitar la grasitud excesiva retenida. Previa consulta con el obstetra, estos tratamientos son muy beneficiosos para las pieles con tendencia a  mancharse. Como complemento, se debe usar bloqueador solar todos los días, idealmente una fórmula libre de aceite y SPF 15 o 30. Aplicar una fórmula hidratante corporal dos veces al día en todo el cuerpo, especialmente en áreas de expansión (abdomen), y poner atención especial a las uñas por la natural disminución de calcio”.