Belleza

La revancha de las pelirrojas

Una chica al rojo vivo. Naturales o teñidas, las pelirrojas han vuelto. En todo el mundo cada vez son más las celebrities que optan por los tonos rojizos, y Chile no está ajeno a la tendencia. Con Jessica Rabbit, el personaje animado que sedujo a grandes y chicos a fines de los 80 como í­cono máximo, las colorinas se imponen como sinónimo de glamour y sofisticación. Consultamos a tres expertos para saber a quiénes les queda bien, cómo es el proceso para lograr un rojo esplendoroso y qué hay que hacer para cuidarlo.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

¿QUIEN SI? ¿QUIEN NO?


“El pelo rojo queda muy bien a las personas de piel clara, sobre todo a quienes tienen pecas. Independiente de la forma de la cara, el corte lo hace todo, y como el rojo es llamativo necesita un corte que complemente”, dice Kari Windischman, peluquera independiente vinculada a Be Cute (kariportable.cl). Jesús Muñoz, peluquero y uno de los dueños del salón Jesús&Leo (en Facebook: Jesús-leo Peluquería, tel. 243 3261), está de acuerdo con que la piel debe ser blanca y pecosa, y opina que, en el caso de mujeres mayores, “es mejor una piel más rosadita”. Además, aporta una diferenciación por edad: “Entre mujeres de 20 a 30 años el color aconsejado es cereza, borgoña o rojo burdeos, ya que son vivos y con mucha luz. Para las más adultas se recomiendan tonos más cálidos, como un chocolate rojizo o un rojo betarraga, que son más elegantes”. Jaime González, colorista de Guapas (peluqueriaguapas.cl), coincide con ambos acerca de la claridad de la piel, aunque aporta un matiz: “El cabello rojo es de gran aceptación por todo tipo de pieles, exceptuando las muy oscuras, pues hace que la piel se vea más morena”. Además, cree que es un color muy apropiado para las chilenas. “Los rojizos dan vida a las pieles latinas de color mate y por eso es muy acertado para la mujer local”, dice.

¿COMO ES EL PROCESO?


¿Es muy complicado lograr el rojo rutilante que vemos en famosas como la cantante Rihanna o las actrices Julianne Moore y Nicole Kidman? Según Jaime González, no es un trabajo complejo y todo depende del tono base de cada mujer. “Si se es de tonos claros o castaños claros, por ejemplo, solo hay que aplicar el color deseado y listo. Si el tono es muy oscuro se debe hacer, de preferencia, un decapado leve y luego tinturar. Pero si tenemos un cabello tinturado de colores oscuros existen dos posibilidades: por medio de mechas decoloradas, o decapando un poco más intenso, lo que dependerá del color final deseado”. La peluquera Kari Windischman cree que es un proceso fácil, sobre todo para quienes tienen el pelo castaño o rubio. “Cuando la persona tiene el pelo muy oscuro es difícil lograr un tono claro de rojo, por eso deben optar por uno más oscuro”, explica, y aconseja usar un sellante para que no destiña. Jesús Muñoz apuesta por realizar un ‘barrido’ en el caso de un cabello tratado con tintura anteriormente, para luego depositar el color deseado. El procedimiento para cabellos naturales, según él, sería el siguiente: “En este caso es más fácil, ya que el pigmento de las chilenas, en general, es rojizo; entonces, al aplicar un tono de esa gama en un cabello virgen se potencia el tono natural del pigmento y como resultado tenemos un rojo suave y brillante”.

CUIDADOS POSROJO


El peluquero Jesús Muñoz aconseja hidratarlo, lavarlo con un champú ad hoc al color y hacerse masajes una vez al mes en el salón; mientras que Kari Windischman entrega datos bien específicos: “Después de hacer el color se debe esperar por lo menos 48 horas sin lavar el cabello; lo ideal es hacerlo con agua tibia, un champú y bálsamo intensificadores para cabello rojo teñido, ampollas color rojo, además de cremas que contengan una pantalla solar para cuidar el pelo de los rayos UV, ya que es muy fácil que se deslave”. Jaime González asume que los cuidados son más complejos que en los tonos rubios o negros, pues el rojo se destiñe más rápido: “Por eso el proceso debe repetirse más seguido al principio, hasta llegar a una fijación más exacta. En el mercado hay champús y acondicionadores que ayudan a fijar el tono entre lavados”.

¿CADA CUANTO TIEMPO SE DEBE RETOCAR?


Cada mes, dice Kari Windischman. E insiste: “Si se quiere mantener el color y que se vea increíble, se debe invertir en productos”. Jesús Muñoz coincide en los plazos: “Se realiza la manutención una vez al mes, ya que la raíz crece y hay que preocuparse del aclarado exagerado del color por oxidación; en esos casos hay que repetir el proceso y emulsionar hasta la punta para volver a repigmentar el color”. Para Jaime González el proceso de coloración debe repetirse de acuerdo a la pigmentación de cada persona.