Belleza

Mitos y verdades del maquillaje

Ver para creer. Dicen que a las rubias les quedan bien los colores pastel. Y que a las morenas les conviene optar por tonos más osados. Pablo Rodrí­guez, makeup artist de Mac en Londres, pasó por Chile, y con tres looks bien distintos nos demostró que esas reglas son solo mitos; un mismo maquillaje lo adaptó a estos rostros completamente diferentes, y en ambos funcionó.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Por siempre nude


Para unificar el tono del rostro se utilizó base translúcida. El corrector, apenas más claro que la piel, se aplicó debajo de los ojos y para afinar la nariz únicamente en el caso de la modelo morena. La sombra es en crema, color bambú, y se colocó delineador café debajo del ojo y también arriba, bien pegado a las cejas. El rubor es en ambos casos color tierra y los labios solo tienen bálsamo.

Verde + naranjo


Este look es una clara apuesta por los colores vivos. La sombra, color verde, se aplica en todo el párpado móvil. La máscara es café y se coloca solo en las pestañas de arriba. El rubor, color durazno, sirve para crear distintos efectos de luces y sombras. En el caso de los rostros más cuadrados sirve para afinar y contornear. El labial es naranjo opaco.

Smokey eye


La ceja está peinada con sombra para crear volumen. El delineador es café oscuro y se aplica dibujando una línea gruesa por debajo del ojo. Este look busca jugar con los contrastes. La sombra es color carbón, como la que se usaba a comienzos de los 90. El labial es tono tierra y en el centro de la boca se colocó gloss para dar sensación de volumen.