Belleza

Consejos: Cosas en las que ellas tení­an la razón

QUIí‰N MíS QUE MAMA. Sí­ que son sabias. Aunque en alguna época de rebeldí­a les llevamos la contra en todo, lo cierto es que casi siempre lo que decí­an era correcto. No solo cuando sentenciaron 'ese niñito no te conviene', sino también en una larga lista de consejos que repitieron incansablemente. En su honor, repasamos unas cuantas verdades que les debemos.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

NO SALTARSE LAS COMIDAS. Este consejo quizás lo escuchó una y mil veces cuando salía apurada al colegio o a la universidad, y con suerte alcanzaba a tragar una taza de café para despertar. Y aunque muchas hicieron caso omiso al ‘cómete unas tostadas’ o ‘llévate una fruta’, la verdad es que las mamás estaban en lo cierto. “El desayuno es la comida principal, nos da la energía necesaria para enfrentar todo el día. Está demostrado que quienes no desayunan disminuyen su capacidad de concentración y energía. Tomar un buen desayuno permite llegar con menos hambre a las comidas siguientes, moderando así la cantidad que se ingiere”, asegura Ana Palacio, nutricionista del Centro de Tratamiento de la Obesidad de la Universidad Católica. Además es importante respetar los horarios de las comidas y no dejar pasar mucho tiempo sin comer. “Es necesario establecer tiempos de alimentación, para generar hábitos saludables. El pasar muchas horas sin comer hace que lleguemos con más hambre a la siguiente comida y que no se respete cantidad y calidad de lo que se come; con hambre no me basta una manzana, tiendo a querer pan con mantequilla”, agrega Palacio. Es probable que las mamás que tuvieron éxito creando este hábito hoy tengan hijos con menos problemas de sobrepeso. Nunca es tarde para tomar un buen consejo, así es que si no lo incorporó antes, es hora de hacerlo.

TOMAR LECHE. Quizás fue esa telita que se formaba en la superficie cuando se calentaba, o ese hostigante saborizante de vainilla que se acumulaba en el fondo del tazón; pero muchas decidieron hacerle la cruz a la leche apenas tuvieron la edad suficiente para decir ‘no quiero’. Gran error. Este alimento es fundamental para tener huesos y dientes fuertes. Además, lo que dicen las mamás respecto a los riesgos de descalcificarse una vez llegada la maternidad, tiene más de cierto que de exageración; durante el embarazo, si la madre no tiene niveles adecuados de calcio, el bebé lo extraerá de sus huesos para cubrir sus necesidades, contribuyendo a la debilidad ósea de su progenitora. “Los lácteos son fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Y la recomendación es comer unas tres porciones de lácteos diarias, que se pueden combinar entre leche, yogur, quesillo o ricotta”, menciona la nutricionista Ana Palacio. Además, estudios han revelado que tomar leche diariamente reduce hasta en un 60% el riesgo de sufrir cáncer de mamas.

SIEMPRE DESMAQUILLARSE. A qué edad dejar que sus hijas comiencen a usar maquillaje no es un tema fácil para las mamás. Una cosa es cuando sus niñitas les sacaban el rouge de la cartera para jugar en casa y otra muy distinta es verlas pintarse para ir al colegio. Cada una establece límites diferentes, pero todas tienen en común un consejo básico: sacarse el maquillaje antes de dormir, ¡siempre! Para la dermatóloga de la Clínica Las Condes Patricia Apt, es fundamental limpiar el cutis día y noche para que los poros respiren y así prevenir la aparición de granitos o acné. Actualmente la oferta de productos desmaquillantes es amplia, pero se recomienda privilegiar el uso de productos suaves y naturales. Un secreto de belleza que no falla en esta materia es el agua de rosas, esencia muy efectiva para el cuidado del cutis que sirve como desmaquillante, tónico facial, antiséptico cutáneo y desinflamatorio. En Santiago se puede encontrar en  Vita Maglio (Centro Comercial Lo Castillo, L. 13).

POSTURA CORRECTA. ‘Camina derecha’ y ‘siéntate bien’: ¿quién no escuchó alguna de estas frases? Otra vez las mamás estaban en lo cierto. “Es muy importante mantener una buena postura para tener un balance correcto de la columna. Un torso curvo, además de ser estéticamente feo, generará trastornos en las articulaciones y, como consecuencia, dolor. Por eso se debe caminar erguido, manteniendo el perfil de los hombros hacia atrás, mientras que al estar sentado las caderas deben quedar a la misma altura de las rodillas, y el sacro (la cola) debe quedar bien apoyado en el respaldo de la silla”, menciona el Dr. Roberto Larrondo, traumatólogo de la Clínica Las Condes. Si cuando lo intenta siente que se cansa rápidamente, es porque no ha ejercitado su musculatura dorsal, y la única forma de hacerlo es con actividad física.

EVITAR TRASNOCHAR. Seguro que a más de alguna le dio rabia cuando su mamá atribuía sus dolores de cabeza, decaimiento, acné o incluso los dolores musculares a ‘la falta de sueño’. Ni doctores ni remedios; sí, apagar las luces más temprano y dedicar más horas al sueño. Toda la razón. El buen dormir es fundamental para el bienestar físico, y es la base de cualquier tratamiento de belleza, ya que mientras dormimos las células se renuevan hasta ocho veces más que durante el día; se respira mejor, por lo que el oxígeno llega con más facilidad y en mayor concentración a las células. Por eso también es importante aplicar cremas nocturnas, ya que gracias a la relajación total de la piel los principios activos del producto penetran mejor.

CONTRA LOS OJOS HINCHADOS. Dormir mucho, dormir poco, una mala posición durante el descanso, el exceso de sal, etc., muchas pueden ser las causas de los ojos hinchados. Y el look a lo Garfield no tiene nada de lindo. Pero contra esto hay una receta muy conocida por las mamás, y sus mamás, y las mamás de sus mamás: la manzanilla. Esta hierba tiene propiedades desinflamatorias muy eficaces, que ayudan a combatir la hinchazón. Se puede preparar una infusión de manzanilla y congelarla en las cubetas de hielo; al despertar pasa un hielo sobre los ojos, el frío y la acción de la hierba cambiarán radicalmente tu aspecto. Otra opción es utilizar un producto específico: en Vita Maglio tienen un tónico de manzanilla ideal para este propósito.

HIDRATAR LA PIEL. Nunca es muy pronto para comenzar a preocuparse por el cuidado de la piel, así es que mientras antes haya adoptado este sabio consejo de madre, mejor. “La humectación natural de la piel es poca, por lo que es importante hidratarla y de esta forma mantener una turgencia adecuada que evitará que se arrugue prematuramente”, sugiere la dermatóloga Patricia Apt. El arsenal de cremas que las mamás tienen en su tocador no es en vano, y es importante seguir este ejemplo, pero siempre utilizando productos acorde a la edad y tipo de piel. Además de usar productos específicos, beber agua es fundamental, y la recomendación es de dos litros diarios como mínimo.