Gastronomía

Gastronomí­a


  • Revista Mujer

Compartir vía email

La Comensala

Twitter@la comensala

Hansel y Gretel


Tarde de verano, niños de vacaciones. Tomar té en el Hansel y Gretel del Arrayán parecía una buena opción para ir un día de semana con mis hijos, hermana y un sobrino. Ya sé, quienes no tienen hijos me encuentran una latera, porque muchas veces me fijo en este detalle, pero los que sí tienen lo deben agradecer. No hay muchos restaurantes en Santiago amigables con los niños.
Había un cumpleaños infantil que estaba terminando cuando llegamos, así es que los chicos pudieron jugar a sus anchas. Hay conejitos vivos, casitas, columpios, sube y baja, resbalines y otras entretenciones en el jardín. Adentro, los grandes pedimos un barros luco en pan de molde, que estaba Ok, un café helado de tamaño medio con helado y harta crema, y un chocolate caliente que mi marido encontró rico, pero mi hermana -experta en este brebaje- no ‘cotizó’ mucho. Probamos un pie de limón con la masa un tanto gruesa, aunque el relleno estaba bien, y un strudel de manzana, que no era de los mejores que he probado, pero cumplía. La atención fue muy amable y rápida, si bien el local estaba más bien despejado.
Por dentro, el Hansel y Gretel es como la típica casita alemana de cuentos, con letreros bauern, fotos de castillos alemanes, manteles coloridos con dibujos de flores. Tiene un aspecto agradable y acogedor, aunque mi hermana comentó que no le vendría mal una manito de gato. Cuando los niños volvieron, les pedimos copas de helado, que venían decoradas como un payaso, con el cono de sombrero y chocolates de colores. Y también otro sándwich, esta vez un churrasco tomate mayo, con mayonesa envasada, que no nos gustó demasiado. Y también un café con leche, aguachento y malo de frentón. La idea de tomar tecito en medio del Arrayán es de lo más atractiva; el lugar es tranquilo y bucólico en buena medida, lo que se consuma puede no ser excelente pero usted elija, que para eso nosotros le damos estos tips. (Consumo: $24.300 todo lo descrito).

Hansel y Gretel
Los Refugios esquina El Remanso,
El Arrayán;
tel.: 321 6073.

Nota: 5/10

3 platos VERANIEGOS de La Mar


1. Arroz La Mar: Una paella al estilo peruano, con vegetales y pulpo, jaiba, pescado y calamar, cocinada a fuego lento en caldo de crustáceos, con ají panka y vino blanco y bañada en salsa anticuchera y alioli de rocoto.

2. Cebiche a la piedra: Camarones ecuatorianos a las brasas, flambeados con pisco y leche de tigre con pasta de ají amarillo. Se sirve con yuca y cebolla a la pluma.

3. Risotto de pesto:
Albahaca, el sabor veraniego por excelencia, en este risotto acompañado de una chuleta de albacora fresca en salsa de soya y aceite de sésamo.

Nueva Costanera 3922, Vitacura; tel.: 206 7839.