Belleza

El nuevo ‘milagro’ antigrasa

SIN ESFUERZO. Una máquina que congela la grasa y a las pocas semanas la hace desaparecer. Un prestigioso dermatólogo y cientí­fico de Harvard. La posibilidad concreta del vientre liso sin esfuerzo. ¿Ciencia ficción? Pareciera, pero no. Se llama Criolipólisis, está en Chile y es lo más nuevo en tratamientos estéticos no invasivos.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Modelar el cuerpo sin sudor, ni dolor, ni pabellón, ni nada. Suena demasiado pretencioso. Casi irreal. Tanto, que varios medios en el mundo han dudado de su efectividad. Pero esta vez, como bien publicó la revista Vogue de España, hay razones para confiar. La primera tiene nombre propio y es su creador, Rox Anderson, el mismo científico que hace algunos años inventó la depilación definitiva y ahora vuelve a las portadas con su novedoso descubrimiento para hacer desaparecer la grasa sin efectos adversos.

¿En qué consiste?

La Criolipólisis es un tratamiento para esculpir el cuerpo con tecnología Cool Sculpt (congelamiento), desarrollado en Harvard por el prestigioso Dr. Anderson, que logra matar los adipocitos localizados en una sola sesión de 60 minutos y, según la dermatóloga Claudia de la Cruz, reduce la grasa resistente a los ejercicios y dietas. Hace un año que es boom en Europa y Estados Unidos y desde algunos meses está en Chile. En la Clínica Dermovein y en el centro de la Dra. Carmen Moren, donde la realizan, las horas están tomadas hasta el final del verano.

La máquina en cuestión
Existe una única máquina auditada por Harvard y aprobada por la FDA. Se llama Zeltiq y es bastante similar a los aparatos utilizados para la endermología (pero sin rodillos). De la base sale una suerte de manguera donde se coloca un cabezal que varía en tamaño según el grado de grasa y flaccidez del paciente. Una vez que se enciende, éste succiona la grasa y comienza el período de congelamiento. “Así se induce a la muerte de la célula grasa por mecanismos naturales, sin efectos adversos y sin los riesgos de la cirugía. Los resultados son los mismos que se consiguen con la liposucción, pero el procedimiento es ambulatorio y no tiene contraindicaciones”, explica la Dra. Carmen Moren.

Hasta ahora, los tratamientos estéticos para combatir los adipocitos (células grasas) -como la radiofrecuencia- lo que hacían era reducir su tamaño aplastándolo. La Criolipólisis, en cambio, lo mata. Rox Anderson descubrió que a los -5 °C los adipocitos se mueren sin dañar ninguna otra célula ni tejido. A partir de ese momento los macrófagos, que son las células limpiadoras del organismo, se ‘comen’ las células muertas y, por último, se eliminan de manera natural a través de la orina, las heces y el sudor. Este proceso se demora de seis a ocho semanas, que es cuando los resultados se hacen realmente notorios. y -según las expertas- si la persona no engorda duran por siempre.

Lo primero que se hace es una evaluación médica de la persona para determinar el tipo de cabezal que se va a utilizar (tiene que coincidir con el tamaño del rollo a tratar). Luego, el paciente se recuesta sobre una camilla y se le aplica un gel llamado Ez pad, cuya función es proteger la piel durante el tratamiento. Acto seguido se pone el cabezal sobre el gel y enseguida comienza a ‘chupar’ la piel hacia adentro. Esto puede provocar molestias u hormigueos en el primer momento, pero la sensación desaparece a los pocos minutos por efecto del mismo frío que de alguna manera anestesia la zona. Al cabo de una hora la máquina se apaga. “La parte del cuerpo tratada queda roja y abultada, como congelada, pero se reacomoda en cuestión de segundos. La paciente se va a su casa y sigue su vida normalmente”, dice la Dra. Moren.

No sirve para bajar de peso

Si bien es cierto que salvo las mujeres embarazadas cualquiera puede realizarse la Criolipólisis (se recomienda tener el desarrollo físico terminado e idealmente no estar con la regla), es importante aclarar que sólo sirve para reducir grasa (y por lo tanto algunos centímetros), pero no para bajar kilos de más ni para tratar flaccidez. Las personas con peso normal o bajo peso necesitan una única sesión y las personas con sobrepeso pueden necesitar dos y hasta tres aplicaciones.

DONDE Y CUANDO


Clínica Dra. Carmen Moren: Jose Antonio Sofia 2747. Teléfono 232 6818.
Clínica Dermovein: Manquehue Norte 2051 C. Teléfono 954 0251. En ambas clínicas desde $300.000 la sesión.

LO QUE VENDRA
Actualmente los científicos están trabajando en esta misma técnica, pero para tratar zonas más pequeñas, como brazos y papada.