Hombres

Nicolás Poblete

El actor de 27 años, quien actualmente trabaja en la teleserie Primera Dama, de Canal 13, se confiesa más chileno que los porotos y más bueno para las cuecas que nadie. Dice que se morirí­a si quedara manco porque se verí­a imposibilitado de tocar el pandero, que es definitivamente su instrumento de cabecera.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

PUNTO DEBIL: Goles de cabecita.
“En general me junto a jugar pichanga con mis amigos, y es una de las actividades que más disfruto. Lo único malo es que siempre me queda la cabeza medio machucada de tanto que la ocupo”.

PUNTO FUERTE: Los ojos.
“Me sirven para entregar sentimientos. Y para comunicar todo aquello que me es imposible explicitar con las palabras. Son la parte más comunicativa del cuerpo, e  incluso, a veces, uno hasta dice más con ellos que con la boca”.

PUNTO DEBIL: La barba.

“Sólo la llevo por el look de mi personaje, si no fuera por eso, me la afeitaría y  dejaría mi clásico bigote que tanto me identifica. Aunque igual nunca es malo tener esta barbita”.

PUNTO FUERTE: El cuello.

“Es fundamental para acariciar a mi mujer. Igualito como lo hacen las jirafas o los gatos que son tan regalones y alargan esa parte del cuerpo como diciendo: ‘hey, pésquenme que quiero cariño'”.

PUNTO DEBIL: Los hombros.
“Esta parte del cuerpo puede reflejar el interior de una persona. Delatan mucho de lo que me pasa. Cuando los subo es porque tengo dudas, o si los tengo muy duros es que eestoy más nervioso que loro en el alambre”.

PUNTO FUERTE:Las manos.
“Me sirven para tocar el pandero. Las cuecas son un goce permanente para mí y odiaría no tener manos porque me sería imposible participar de esta actividad que tanto disfruto”.

PUNTO FUERTE: Mi pecho, el mejor lugar…
“…Para dejar que descanse mi mujer. Honestamente creo que aquella es la mejor funcionalidad que le puedo dar. Me fascina que mi mujer se me eche encima y escuche el latido de mi corazón”.