Gastronomía

La comensala. Vietnam Discovery

Hace rato que le quería hincar el diente a este oriental en las cercanías del barrio Patronato. Es un local pequeño pero bien puesto: paredes color ladrillo, buenas sillas, mesas con manteles blancos y platos de vidrio azul, muchas plantas y un ambiente agradable. Me llamó la atención su servicio eficiente, que no me lo […]

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Hace rato que le quería hincar el diente a este oriental en las cercanías del barrio Patronato. Es un local pequeño pero bien puesto: paredes color ladrillo, buenas sillas, mesas con manteles blancos y platos de vidrio azul, muchas plantas y un ambiente agradable. Me llamó la atención su servicio eficiente, que no me lo esperaba para un restaurante de este tipo. La carta no es extensa y ofrece especialidades vietnamitas y buenos postres franceses.

Partimos con unos rollitos fritos de cerdo y de camarón, que uno mismo envuelve en una hoja de lechuga con hojitas de menta fresca, y se untan en una salsa con tiritas de jengibre. Entretenido para compartir. Después pedimos tres platos que compartimos: un exquisito lomo caramelizado al jengibre, servido con arroz blanco; unos sabrosos camarones grandes con zanahorias y cebollín, también con arroz y una salsa de camarones, y unos fideos de arroz con cerdo, carne de vacuno, verduras, lechuga y maní que venían con bastante caldo y había que revolver. Este plato venía frío. Según el mozo es tibio, pero pedimos que lo volvieran a calentar, con lo que mejoró notablemente (un rato después me pareció ver a otro comensal con el mismo plato y de él sí que salía vapor… raro).

 Aparte de eso, yo pedí un poco de sal (puede ser un crimen, pero realzó los sabores) y salsa picante. Pedimos vino por copas y postre. Capítulo aparte, porque los postres nos parecieron buenísimos. Almorzó con nosotros una amiga chef que estudió en Francia y sólo puedo decir que entrecerró los ojos para disfrutar la tarte tatin con salsa de té verde (casi casi tan buena comola de mi mamá). La creme brulée de coco estaba a punto,muyrica, la verdad. Buena la fusión de Saigón y París, como dice en la carta. Lo pasamos superbién y definitivamente la cocina vietnamita está comopara descubrirla. Consumo: $10.500 (fideos de arroz con cerdo, carne y verduras + jugo + creme brulée).

Vietnam Discovery,

Loreto 322-324. Fono 7372037.