Belleza

Todo con rosas

Es la flor de todas las flores. La que Antoine de Saint-Exupéry inmortalizó en El Principito.
La que enamora y seduce. Y aunque sus usos cosméticos datan de la antigí¼edad, ahora
las principales marcas de belleza también han apostado por sus innumerables beneficios.
Un mundo de sensaciones, para todos los gustos y necesidades.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Efecto antiedad

La rosa posee un efecto suavizante para la piel agrietada, escamosa y arrugada. “Su contenido de vitaminas y antioxidantes (carotenos) luchan contra los radicales libres, ayudan a dar un efecto de juventud en la célula y a desinflamar la piel sensible, a combatir la sequedad excesiva y a rejuvenecer”, explica Constanza Martínez, cosmetóloga y dueña de www.logona.cl. Según la experta, el agua de rosas es mundialmente conocida por ser un excelente tónico que ayuda a calmar y a regenerar la piel, especialmente las más secas. “Puede ser aplicada como tónico antes del maquillaje, o antes de tratamientos tanto nutritivos como hidratantes”, dice. Hay que evitar que entre en contacto con los ojos.

5.000

kilos de flores se necesitan para lograr apenas un litro de aceite de rosas. De hecho, extraer el aceite puro de esta flor es prácticamente un arte. Se obtiene de la destilación al vapor de los pétalos y su olor es sumamente intenso.

Relax total

Cerrar los ojos, relajar el cuerpo y dejar que el aroma de las rosas inunde el ambiente. En aromaterapia, esta flor se utiliza para recuperar la armonía, generar alegría y también como afrodisíaco. No por nada es el regalo romántico por excelencia. Las sales de baño con olor a rosas, las velas aromáticas y los jabones de rosas son ideales para un baño reparador. Bastan unos 15 minutos en la tina para transformar el baño de todos los días en una experiencia digna del mejor spa.

Algo de historia

1. En la India, la rosa estaba elevada a la categoría de mito. De hecho, en las escrituras sagradas hindúes Lakshimidicha, la diosa del amor y la belleza, debe su nacimiento a esta flor. 2. Según los historiadores, en el encuentro entre Cleopatra y Marco Antonio, la alfombra de pétalos de rosa tenía más de 30 centímetros de espesor. 3. Josefina, esposa de Napoleón Bonaparte, era fanática de las rosas. Por eso transformó el jardín de su residencia en un gigantesco sembradío con cientos de sus variedades.

Un mundo de sensaciones

Al pensar en una flor, la imagen que viene a la mente es la de una rosa roja, elegante y soberbia. “Es que la rosa es una de las divisas de la floristería, es una de las flores más nobles por su versatilidad y por su significado”, explica el florista chileno Fabio Reyes, campeón latinoamericano de diseño floral. “Es buscada no sólo por su color sino por sus variedades. La rosa roja simboliza el romance, pero hay muchos hombres que prefieren regalar las color pastel”.

El ritual de la rosa

En el Spa Armonía del gimnasio Balthus el ritual de la rosa es uno de los tratamientos más lujosos y a la vez uno de los más solicitados. Incluye sauna, aplicación de hielo, baño de rosas y leche en hidromasaje, exfoliación con sales del Mar Muerto, aceite reafirmante y aceite de rosas, máscara de barro del Mar Muerto e hidratación corporal con cremas armonizantes y esencias de rosas. (Consultar precio en www.balthus.cl)

Palabra de experto

Marcos Sehrt es uno de los responsables del Jardín de Rosas Ludwig Sehrt (www.rosassehrt.cl) y una de las personas que más conocen de esta flor. Según él, en nuestro país existen 7 variedades: enana (o rosa besito), de botón, floribundas, arbustivas, cubresuelos, trepadoras y pie alto (subcategorías pie alto llorón, pie alto floribunda, pie alto botón). En cuanto a la variedad de colores es muy amplia, los más extraños son rojo negro, lila plomizo, blanco verdoso y rosas veteadas. “No todas son perfumadas, pero hay algunas que dejan un aroma que se puede sentir a metros de distancia. Este fenómeno ocurre principalmente cuando hay calor y humedad en el ambiente, es por eso que en primavera se sienten con mayor intensidad”, explica.

Para la memoria

Neurocientíficos de dos instituciones alemanas (la Universidad de Lübeck y el Centro Médico de la Universidad de Hamburgo-Eppendorf) realizaron el siguiente experimento: hicieron que grupos de estudiantes jugaran memorizando la situación de parejas de cartas en un computador. Mientras aprendían la localización de cada pareja, los estudiantes recibían un soplo de aroma de rosas. ¿El resultado? El olor a rosas –que primero se aplicó a la nariz de los participantes mientras estudiaban, y después mientras dormían– mejoró en torno a un 13% sus resultados en la prueba de memoria. Basta aplicar unas pocas gotas de aceite esencial de rosas en la bañera, o en un disfusor para aromaterapia, para lograr este efecto positivo.