Belleza

La verdadera belleza es tener salud radiante

En esta entrevista exclusiva, el dermatólogo de Julia
Roberts y Uma Thurman habla sobre el gran causante
del envejecimiento: la inflamación celular. Y entrega sus
consejos para combatir este problema, desde la
alimentación en adelante

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Nicholas Perricone, más conocido como ‘el doctor Perricone’ es muy famoso, y no sólo porque tiene una aplaudida línea de productos para la piel que lleva su nombre y que se vende en muchos países del mundo, incluido Chile. Además de ser el favorito de muchas celebridades (Julia Roberts, Uma Thurman y Eva Mendes, entre otras) y haber sido catalogado por la revista Vogue como el mejor dermatólogo de Norteamérica, este californiano ha escrito varios libros, tres de los cuales han sido número uno en el ranking de best sellers del New York Times. El próximo, Forever Young (Por Siempre Joven) se lanzará el 14 de septiembre en Estados Unidos y promete continuar en esta senda de éxito.

A Perricone no le gusta nada el boom del bótox, porque –dice– “el fortalecimiento de los músculos del rostro es el futuro de la juventud, al contrario de lo que se produce al paralizarlos con toxina botulínica”. Las técnicas dermatológicas que se apoyan en aparatos de luz (sin láser) y por los que, a través de microcorriente, estimulan la musculatura, le parecen una mejor alternativa. “Si vamos al gimnasio a ejercitar el cuerpo, formamos músculos firmes, que logran un cuerpo atractivo. Lo mismo sucede al ejercitar los músculos del rostro con estimulaciones electrónicas: la piel del rostro se tonifica y adquiere una apariencia más joven. Además aumenta la circulación, lo que disminuye la pesadez y cansancio de la piel”, afirma. Sin embargo, para él lo mejor es aprender a cultivar la belleza desde adentro, entendiendo que

 lo más lindo de envejecer es la sabiduría, la bondad y la profunda espiritualidad que se alcanza con los años de experiencia. “El futuro de la belleza está en aprender a rejuvenecer a un nivel celular. Con nutrientes esenciales, antioxidantes y sustancias antiinflamatorias se puede evitar la cirugía plástica y revertir una gran cantidad de signos de envejecimiento, además de frenar la impronta genética que causa el acumulamiento de grasa en nuestro cuerpo”.

Para Perricone, la piel, el órgano más grande del cuerpo, es un barómetro de nuestra salud interna y en esta idea central basa todo su trabajo. Por eso, quienes se atienden con él deben abrirse a la idea de generar cambios de fondo en su manera de funcionar. “Mi meta es tratar los signos del envejecimiento como una enfermedad, no con tratamientos que tapen y cubran estos síntomas. El programa Perricone es un estilo de vida lleno de salud y vitalidad, basado en años de investigación para combatir el envejecimiento en todos los órganos, incluida la piel”, acota.

 Según explica, al envejecer el metabolismo celular va cambiando, lo que crea la necesidad de asimilar nutrientes específicos. Por eso, una pobre nutrición o una dieta alta en azúcar y carbohidratos tiene un impacto negativo en la calidad de la piel. Este órgano sufre también por culpa de influencias externas, como la contaminación ambiental, el estrés o el exceso de exposición a rayos UV, y por alteraciones fisiológicas, como los cambios hormonales o el debilitamiento del sistema inmune. Todos estos factores le quitan a la piel las herramientas que la ayudan a mantenerse saludable, lo que provoca signos visibles de envejecimiento.

Luego de años de estudio, el doctor Perricone llegó a la conclusión de que todas estas influencias se resumen en un proceso común: la inflamación celular. Ella sería la principal causante de las arrugas, la flacidez y la mayoría de los problemas que atacan a la piel a medida que ésta madura. Por eso, todo su programa se orienta a frenar esta nociva inflamación. ¿Cómo? Vamos por parte.

Dieta antiinflamatoria

“Podemos cambiar nuestro cuerpo para bien o para mal con los alimentos que comemos a diario”, afirma el doctor Perricone, convencido de que la dieta no sólo tiene que ver con el control del peso sino también con el cuidado de la piel. “Hay muchos alimentos que promueven la inflamación de las células; los más importantes son el azúcar en todas sus formas, los alimentos procesados, el pan, la pasta y, por supuesto, los pasteles, las tortas, las papas fritas. Esta comida acelera el proceso de envejecimiento en todos los órganos del cuerpo. La verdadera belleza se consigue al lograr una salud radiante, y ésta comienza con los alimentos que comemos a diario”.

Pero no se trata sólo de sacar ciertos alimentos de la despensa y el refrigerador. Este médico asegura que existen opciones alimentarias que refuerzan la capacidad de las células para frenar la inflamación, al ayudar al cuerpo a mantener niveles adecuados de azúcar e insulina en la sangre. Según él, basta consumir sólo este tipo de alimentos durante tres días para apreciar efectos positivos en la salud y belleza de la piel. “Trabajo para revivir en cada uno de mis pacientes el metabolismo celular y los procesos químicos y fisiológicos con los que el cuerpo logra energizarse y mantenerse en óptima salud”, afirma, tras revelar que en su próximo libro presentará un estudio sobre la relación entre lo que se come, la genética y las líneas de expresión.

 Pero ¿cuáles son estos alimentos tan útiles? Las proteínas de buena calidad, que se encuentran en los pescados, el tofu, los mariscos y las aves orgánicas, y son necesarias para la renovación celular. Los carbohidratos que no eleven la glicemia, como las frutas y verduras de colores variados, la avena y legumbres como los porotos y las lentejas. Los peces de agua fría, como el salmón, las sardinas y las anchoas. Los frutos secos como nueces, pistachos o almendras. Las semillas y el aceite de oliva extravirgen. Las bebidas antioxidantes, como el té verde. Y el agua purificada. Hay que tomar 6 a 8 vasos diarios.

Suplementos nutricionales

En Estados Unidos, la línea cosmética de Perricone incluye suplementos nutricionales que, entre otros nutrientes, aportan ácido alpha lipóico, Vitamina C y E, DMAE (Dimetilaminoetanol), coenzima Q-10 y omega 3. “La dieta antiinflamatoria debe complementarse con estos suplementos porque en mis años de investigación he descubierto que los antioxidantes actúan como antiinflamatorios naturales, lo que potencia el efecto antiedad que se busca. Además, estos nutrientes mejoran el metabolismo y así logran retrasar aun más el proceso de envejecimiento”, explica el especialista. En Chile, esta línea de suplementos nutricionales está en proceso de registro. Para suplir su ausencia, el doctor recomienda “comer 3 a 4 porciones de salmón a la semana e incluir jaivas, ostras y ostiones en la alimentación semanal”. Un menú bien rico, hay que decir.

Buenos hábitos

“Broncearse, fumar, tomar mucho café o alcohol –que acelera la deshidración de la piel– y llevar una dieta 0% grasa son algunos de las peores costumbres que tienen las mujeres hoy”, denuncia el doctor Perricone. Pero ¿cómo? ¿No era que la grasa es tan mala? En altas dosis, sí, pero, según explica este especialista en piel, una cuota de lípidos es necesaria para el cuidado de la dermis. Es importante, eso sí, que se trate de grasas saludables, provenientes de alimentos como el salmón (sin duda, uno de los favoritos de Perricone), la palta o los pistachos. Lo que sí conviene hacer es eliminar de nuestra vida diaria el azúcar, en todas sus formas. “Y bajar la temperatura del agua al ducharse”, concluye. “Esta debe ser tibia y los baños, en la ducha o en la tina, cortos”.

Una rutina adecuada

En Chile, el clima seco propicia la aparición temprana de arrugas y marcas de expresión en la piel. Para contrarrestar esto, el doctor Perricone nos propone: -Aplicar cada mañana, después de la ducha (con los poros aún abiertos) una crema hidratante rica en antioxidantes. -Tomar mucha agua purificada. -Proteger la piel del viento y el exceso de calefacción con una base hidratante rica en fosfolípidos. -Aumentar el consumo de ácidos omega 3 en la dieta (están en el salmón, las sardinas y las anchoas) y/o tomar cápsulas de aceite de pescado a diario. -Limpiar la piel del rostro, mañana y noche, con agua tibia y con un suave limpiador que tenga agentes antioxidantes. Evitar los jabones exfoliantes y los tónicos con alcohol. Nicholas Perricone, más conocido como ‘el doctor Perricone’ es muy famoso, y no sólo porque tiene una aplaudida línea de productos para la piel que lleva su nombre y que se vende en muchos países del mundo, incluido Chile. Además de ser el favorito de muchas celebridades (Julia Roberts, Uma Thurman y Eva Mendes, entre otras) y haber sido catalogado por la revista Vogue como el mejor dermatólogo de Norteamérica, este californiano ha escrito varios libros, tres de los cuales han sido número uno en el ranking de best sellers del New York Times. El próximo, Forever Young (Por Siempre Joven) se lanzará el 14 de septiembre en Estados Unidos y promete continuar en esta senda de éxito.

Principios activos

Según Perricone los productos cosméticos que se deben usar para que la piel esté en óptimas condiciones y no se acelere el proceso de envejecimiento deben tener los siguientes ingredientes: -Ácido Alpha Lipólico. “Tiene grandes beneficios al ser aplicado sobre el área de los ojos, ya que disminuye las ojeras y las bolsas, que producen un efecto de pesadez y cansancio. Sus poderes anti-inflamatorios reducen la rosácea y la aparición de líneas de expresión y arrugas. Otro factor muy importante es que minimiza los poros y logra un rostro saludable, con una piel radiante”. -Neuropéptidos. “Mejoran la elasticidad, firmeza y textura de la piel. Son un ingrediente muy caro, pero efectivo”. -Vitamina C. “Minimiza el tono irregular de la piel y mejora la claridad, estimulando la piel hasta dotarla de una apariencia de porcelana”. -Cold Plasma: lo más nuevo. Está sólo en la línea de Perricone y lo llevó a ganar el premio Women’s Wear Daily Beauty Biz Award, que entrega un importante medio de comunicación norteamericano sobre moda y belleza. Se trata de un concentrado que reúne todos los nutrientes que requiere cualquier tipo de piel, sin importar su edad, en un solo frasco. Tiene un sistema de suspensión iónica que permite que cada persona absorba sólo que necesita.