Belleza

¿Tus ojos te delatan?

Dicen que son las ventanas del alma pero también son los que nos delatan si no les hemos dado el cuidado necesario. Los factores que alteran una mirada joven son las ojeras, las bolsas, arrugas y la flacidez de los párpados. Pero para cada problema una solución. Acá analizamos punto por punto.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

¿Es necesaria una crema para el contorno?

Sí. Muchas mujeres se limitan a extender su crema habitual al contorno de ojos, pero es preferible usar una crema o gel especialmente diseñado para esta área más delicada, fina y seca que el resto de la cara porque son productos ligeros, tienen activos descongestionantes, revitalizantes y evitan las sustancias que puedan ocasionar alergias. Se deben usar a partir de los 25-30 años, en la mañana y en la noche y siempre con la piel limpia.

Un consejo: hay que sujetar la piel de la zona abriendo las líneas y pequeñas arrugas a la vez que extendemos el producto realizando ligeros pases circulares con la yema del dedo durante al menos 15 segundos. La cosmetóloga María Olga Estrada recomienda no aplicar la crema de contorno de ojos en el párpado movible, porque tiene pocos poros y muy pequeños, y eso puede obstruir la piel.

Párpados caídos

Es otra consecuencia de la edad, los ojos tienden a perder definición y caer debido a la falta de firmeza de la piel y a la ley de gravedad. Para prevenir hay que aplicar cremas reafirmantes en la zona con un suave golpeteo con las yemas de los dedos por todo el contorno de los ojos y aprovechar algunos trucos de maquillaje que disimulen mejor el problema.

Para camuflar la flacidez, la maquilladora Catalina Quezada dice que lo más efectivo es delinear el párpado superior con un tono oscuro y lo suficientemente grueso para que se vea con los ojos abiertos; además hay que aplicar máscara negra. “Definir la ceja ayuda a lograr un lifting visual porque si se ve más piel debajo de la ceja abre el ojo y le da un aspecto más juvenil. Hay que sellar la línea con polvos translúcidos para mayor duración”.

Sombra vs. ojos

Para resaltar el color de los ojosCatalina Quezada recomienda escoger una sombra que le haga contraste; por ejemplo si son verdes o pardos, preferir tonos cálidos como violetas, rojos y rosados; si son azules, sombras doradas, anaranjadas o en tonos tierra; y si son oscuros, más posibilidades de jugar con el círculo cromático, variando según la intensidad de los tonos.

¿Demasiada expresión en los ojos?

La piel del contorno de ojos es la primera zona que muestra las señales del paso del tiempo o de un estilo de vida poco sano; es sensible y casi diez veces más fina que la del resto de la cara, tiene menos glándulas sebáceas y está expuesta al movimiento constante (parpadeo), lo que la hace más proclive a la aparición de arrugas y de líneas de expresión.

Para atenuar las patas de gallo los activos que funcionan muy bien son los péptidos y el retinol. La maquilladora Catalina Quezada dice que en esta zona hay que evitar las cremas que contengan ácido glicólico y salicílico, porque afinan la capa exterior de la piel. Una buena receta casera es aplicar una capa gruesa de crema y cubrirla con una gasa previamente humedecida con agua mineral tibia; se deja 15 minutos y se retira la gasa.

¿Mala noche?

Las ojeras se deben a una congestión vascular o a una hiperpigmentación de la piel. Estos círculos oscuros pueden acentuarse con los años porque la piel se vuelve más fina y transparente. Si a eso se le suman pocas horas de sueño, consumo de alcohol, cigarro y estrés, no hay mucho que hacer. La mejor solución es llevar una vida sana y descansar.

Para atenuar, lo que nunca falla es poner sobre los ojos cerrados rodajas de papa frías y cambiarlas cuando tomen la temperatura del rostro. También funcionan las compresas de algodón con té de manzanilla frío. Últimamente han aparecido cosméticos específicos que ayudan bastante a disminuirlas.

Para camuflarlas, los correctores son los mejores aliados. Rogelio Reyna, director de educación de Bobbi Brown, recomienda aplicarlos con una brocha muy cerca de las pestañas inferiores y en la zona interna del lagrimal, que es la más oscura. Difuminar con toquecitos suaves con la yema de los dedos. Para ojeras muy pronunciadas se debe aplicar un pre-corrector con pigmentos rosados y luego el corrector. La elección del corrector depende del tono de las ojeras. Las que son más rojas necesitan de un producto amarillento, las azules y moradas uno con tonalidad rosada y las sutiles con poca diferencia del color natural de la piel, tonos beige.

Mucha retención de líquido

Las bolsas en los ojos hacen que uno se vea triste o muy cansada. Suelen ser hereditarias y se producen cuando se duerme mucho o en ocasiones en que se retiene más líquido en el cuerpo. Para atenuarlas se pueden usar cosméticos que estimulen la microcirculación.

Un buen consejo es guardar estos productos en el refrigerador, ya que el frío tiene un efecto constrictor, tonificante y colabora a reducir la inflamación. También es efectivo el drenaje linfático facial manual, que se logra haciendo pequeñas presiones con la yema de los dedos medios alrededor de los ojos, con movimientos circulares; después recostarse y poner sobre los ojos algodones impregnados en agua de rosas o bolsas de manzanilla.

Si se tiene tendencia a la retención de líquido, lo mejor es prevenir de esta forma: evitar la sal en la comida, tomar un vaso de agua antes de acostarse, usar una almohada extra para que la cabeza quede elevada y mantener siempre un antifaz de gel en el refrigerador para poner sobre los ojos al levantarse. No se debe tratar de esconderlas con gran cantidad de maquillaje. Es mejor usar pocos productos y aplicar un labial colorido para llevar la atención a otra zona de la cara. Las cejas bien definidas logran un efecto de lifting inmediato a los ojos, lo que se logra aplicando sombra en polvo del mismo color.