Sin categoría

Guí­a antiestrés

Para que el estrés no nos domine, revisemos los consejos de Macarena Montes y Alejandra Garcí­a, sicólogas laborales de www.cognitas.cl.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

¿CUÁNDO CONSULTAR A UN ESPECIALISTA?

Frente al estrés, especialmente cuando es causado por una situación traumática, hay ciertos síntomas que se consideran normales. Se le debe permitir al cuerpo que los exprese, no bloquearlos con medicamentos. Cuando ellos afectan intensamente las actividades diarias y el bienestar en lo laboral, familiar, social y emocional, se debe solicitar ayuda.

EXPRÉSESE Y VUELVA A LA RUTINA

Conversar y expresar en palabras ansiedades y temores ayuda a procesarlos mejor. Volver a la rutina, por otro lado, aumenta la sensación de que se tiene control sobre la propia vida, lo que reduce el estrés. Organice sus horarios para comer, dormir y compartir con sus seres queridos.

FLORES DE BACH

Rescue Remedy es una mezcla de flores de Bach que se utiliza para tratar crisis, cuando hay altos niveles de ansiedad y angustia. Deben tomarse cuatro gotas, cuatro veces al día, 15 minutos antes o después de las comidas, aplicadas directamente en la boca o diluidas en un poco de agua. Farmacia Alto Oriente, Vitacura 6780, módulo F, L. 2, fono 247 8050.

2 secretos naturales

DARSE UN BAÑO DE TINA CON FLORES

Antes de ir a dormir, sumergirse en una tina que tenga una infusión de lavanda, tomillo y menta. Este baño relaja el cuerpo y la mente.

TOMAR MELISA

Esta planta, conocida por sus efectos calmantes, puede tomarse como infusión, poniendo una cucharadita en una taza de agua hirviendo. Los laboratorios Knop además tienen caramelos y comprimidos, que venden en sus locales y en Farmacias Ahumada, Salcobrand y Cruz Verde.

RELÁJESE

Este ejercicio no toma más de 15 minutos y ayuda a tranquilizarse.

1. Cierre los ojos y tome conciencia de su posición corporal, la temperatura ambiente, los ruidos externos y el ritmo de la respiración.

2. Inhale y exhale profundamente, durante cinco minutos, imaginando que el aire entra limpio o azul y sale sucio o gris.

3. Concéntrese en cada parte del cuerpo, desde los pies hasta la cabeza. Si en el camino encuentra zonas tensas, relájelas.

4. Por algunos minutos, imagine un lugar que le proporcione tranquilidad, como una playa, bosque o zona montañosa.

5. Piense en las tareas que la esperan y ordénelas según su prioridad. Abra los ojos y vuelva pausadamente a la realidad.

TEST

Basta sufrir al menos dos o tres de estos síntomas para reconocer una situación de estrés agudo:

1. Cansancio extremo, embotamiento y baja respuesta emocional.

2. Sensación de estar aturdido y poco concentrado.

3. Dificultad para conciliar o mantener el sueño.

4. Irritabilidad.

5. Bajo interés por involucrarse en actividades significativas o de alta carga emocional.

6. Jaquecas, dolores estomacales y estreñimiento.

7. Reacciones en la piel y/o sudoración excesiva.

8. Sensación de ahogo y/o taquicardias.

9. Frecuente recordación, a través de sueños o pensamientos, de algún evento traumático.

10. Visión del futuro como limitado o desesperanzador.