Belleza

Un maestro del glamour

Este artista logra combinar con destreza la elegancia y sofisticación del maquillaje en un rostro, sin dejar de lado el glamour clásico que distingue a la casa demodas Chanel. Esta vez se la juega por sombras suaves con toques frescos de la naturaleza que logran un look liviano, alegre y juvenil.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

   

Comenzó como asistente de modelos en los backstages cuando estudiaba diseño de modas. Ahí descubrió y aprendió el trabajo que realizaban los maquilladores profesionales y cambió las tijeras y las agujas por las paletas y las brochas. Hoy este belga es el director creativo de la división de maquillaje de la prestigiosa casa francesa Chanel. Ahí ha captado a la perfección la esencia y el espíritu de la marca; es decir sin hacer cambios radicales en su espíritu clásico ya que ésta no necesita reinventarse, pero sí marcando tendencia con algunos productos.

Su último trabajo se vio en el desfile Ready-to-Wear 2010 Primavera-Verano y las fotos exclusivas las comparte con revista Mujer. En él propuso sombras suaves color piel, en tonalidades rosadas, chocolate y beige, con leves toques de dorado y verde, que lograron una armonía perfecta entre el maquillaje y todos los elementos del desfile –inspirado en la malograda reina de Francia María Antonieta–, en que se presentó. “Cuando las cosas empezaron a tomar forma –la decoración rústica, María Antonieta, la granja, el campo, estar al aire libre– enfoqué el maquillaje en la naturaleza: tonos beige bien chic, puros, frescos y optimistas“, asegura. Con estos elementos se puede lograr un maquillaje casual, favorecedor, liviano, juvenil, alegre y fácil de aplicar.

Gracias a los materiales inusuales que Philips utiliza en sus looks artísticos, como plumas, perlas y tejidos, que entregan brillo y glamour a su estilo único, ha logrado que sea respetado tanto por colegas como por rivales de la industria.

Además, él cuenta con todos los recursos para desarrollar nuevos cosméticos y dispone de un equipo completo de personas que lo ayudan a crear fórmulas y colores que le han permitido desarrollar su creatividad al máximo. Eso sí, sin dejar de lado productos estrella que han marcado tendencias como el Rouge Noir, con su rojo dramático y que se convirtió en un clásico, al igual que el esmalte de uñas negro.

Hoy trabaja con Karl Lagerfeld –director creativo de Chanel por más de 25 años– en los desfiles y también con los creativos de las imágenes de la publicidad de la casa francesa. El diseñador es uno de sus grandes admiradores: “Peter Philips no sólo es un excelente maquillador, sino que también tiene la habilidad de crear un cutis perfecto. Quedé fascinado con su arte cuando trabajé con él por primera vez”.