Belleza

El eterno olvidado

No cuidamos nuestro cuello hasta que el espejo nos anuncia claros signos de envejecimiento en esa zona. La verdad es que debemos darle siempre la misma atención que le otorgamos al rostro, porque uno bien cuidado es sinónimo de elegancia y de juventud.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Las mujeres con cuellos delgados y flexibles siempre han sido consideradas elegantes y sofisticadas. Basta ver la escultura de la cabeza de la reina Nefertiti del antiguo Egipto, obras de pintores contemporáneos y hasta la mismísima Audrey Hepburn, una de las mujeres más lindas del mundo, quien destacaba por su alargado cuello.

A pesar de la importancia que se le da en el ámbito estético, no ocurre lomismo a la hora de cuidarlo. Pero siempre hay que entenderlo como la prolongación del rostro. Es cosa de fijarse que en los tratamientos faciales que ofrecen los salones estéticos y de belleza la mayoría de las veces esta zona está incluida.

La dermatóloga de la Clínica Ciudad del Mar, en Viña del Mar, Carmen Gloria Fuentes dice: “La piel del cuello y del escote esmás sensible, asemejándose a la de los párpados. No es que sea más delgada, sino que debido a los pliegues es más proclive a ser laxa”.

Casi siempre se nos olvida que la cara sigue más allá del mentón, y al no recibir los productos adecuados pierde elasticidad, se reseca y aparecen arrugas. Lo mejor es hacer una rutina similar a la de la cara, con limpieza, hidratación y protección solar de día, y renovación celular de noche.

La exfoliación –con productos suaves– también es adecuada almenos una vez por semana. Los peelings químicos son una alternativamuy efectiva, porque ayudan a renovar la piel, ya que eliminanmanchas, cierran los poros ymejoran la cantidad y calidad de fibras elásticas y de colágeno.

La doctora Fuentes explica: “Siempre es importante hidratar y nutrir la piel, pero al aplicar cremas antiarrugas hay que hacerlo con mucha precaución y en dosis bajas, ya que la piel se tiende a soltar. Es más relevante proteger la parte baja del cuello, porque la zona ubicada inmediatamente bajo el mentón está más protegida y muchas veces absorbe mayor cantidad del factor solar que aplicamos en desmedro del resto del cuello”. Alfredo Cardemil, dermatólogo de Integramédica coincide en que es clave la fotoprotección y la humectación, incluso conmayor frecuencia que en la cara, porque estas zonas estánmenos preparadas para la exposición solar.

¿Qué usar?

Según la doctora Carmen Gloria Fuentes, los ingredientes apropiados para esta zona son los antioxidantes, el ácido glicólico con vitamina A y E. Siempre hay que considerar una baja concentración, ya que la tolerancia es menor: lo ideal es que sea de 2% a un 4%, a diferencia del rostro, en que se puede aplicar entre un 18% y 20%. Las vitaminas con retinoides son muy sensibles para el cuello.

En la industria cosmética existen productos específicos para cuello, aunque también se pueden usar los mismos que aplicamos en la cara: lo importante es proteger y prevenir siempre.

ALGUNOS CONSEJOS

• Dormir sin almohada, o con una que no sea demasiado alta.

•Mantener una posición erguida. Si se trabaja frente a un computador, la pantalla debe estar a la altura de la vista, para evitar que el cuello adopte una postura forzada y antinatural.

• Mantener siempre elásticos los músculos de esta zona haciendo movimientos con la cabeza de derecha a izquierda y de adelante hacia atrás; y duchas a diario de agua fría.

• Para un efecto tensor inmediato pase por el cuello un cubito de hielo.

DATOS

La dermatóloga de la Clínica Ciudad del Mar recomienda para ejercitar el músculo laxo (del cuello) hacer un ejercicio llamado UEX, en el cual la persona fonéticamente dice estas letras y la modulación sirve para tensar la zona. También explica que cuando en la zona del cuello las cuerdas se ven tirantes (llamado platisma), se puede inyectar bótox para relajarlas.

Recetas caseras

Máscara tonificante para el cuello

Ingredientes

1 clara de huevo

1 cucharadita de extracto de menta

1 cucharada de miel

1 cucharada de leche entera

Preparación:

Mezclar los ingredientes y luego aplicar sobre el cuello y dejar secar. Enjuagar con agua tibia y por último humectar con una crema.

Exfoliante casero para el cuello

Ingredientes

1 cucharada de miel

Almendras bien pulverizadas<

Unas gotas de zumo de limón

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes hasta lograr una pasta suave. Aplicar en todo el cuello con movimientos delicados, dejar 10minutos y retirar con agua tibia.