Belleza

El mundo a tus pies

En verano nos preocupamos más de cuidarlos, porque es cuando más se lucen. Pero en realidad deberíamos protegerlos siempre. Aquí, algunos consejos saludables.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

“La mujer que tiene los pies hermosos nunca podrá ser fea”. Así comenzaba uno de los versos que escribió Mario Benedetti. El fallecido escritor uruguayo, gran admirador de nuestro género, continuaba este poema con un tono bastante sensual.

No es el único que ha reparado en la importancia que históricamente se le ha atribuido a esta parte de nuestro cuerpo.

¿Casualidad, por ejemplo, que el Príncipe de la Cenicienta buscara ese atractivo pie chiquitito, mientras las hermanastras feas casi lucían “gualetas” poco seductoras? No. Los cuentos de hadas tienen mucho de verdad.

En la historia, el pie chico fue sinónimo de belleza en muchos países, y aunque en China la cruel costumbre de los pies vendados (para deformarlos y afinarlos) ya está en retirada, su milenaria práctica quedará grabada para los arquéologos del futuro como una prueba de importancia estética.

Hoy, afortunadamente, en nuestro mundo occidental al menos, da lo mismo cuánto calzamos, pero digan lo que digan, las miradas masculinas también –y más de lo que creemos– se detienen en los pies y este verano habrá muchos ‘Benedettis’ atentos.

Más allá de lo estético, los pies son muy importantes porque soportan el peso de nuestro cuerpo durante todo el día. Deberíamos cuidarlos siempre, pero es muy común que nos olvidemos de ellos, y ahora que empieza el calor es cuando toman más protagonismo.

La piel de la planta del pie y de las zonas de roce es más gruesa y adecuada para soportar nuestro peso y la actividad diaria, por eso la dermatóloga del Centro de Especialidades Médicas del Hospital del Trabajador, Daniela Saavedra, dice que es importante lubricarlos, idealmente después del baño, con cremas especiales que ojalá contengan urea. Ésta, en concentraciones altas (10, 20 ó 30%), además de hidratar, tiene un efecto queratolítico, es decir, elimina las capas superficiales de la piel (escamas y durezas) y la deja más suave.

La humectación siempre es clave, especialmente durante losmeses de sol. Una de las socias de Amano, Manos y Pies, Pilar Larraín, recomienda aplicar a diario aceite de manzana o almendra para las cutículas. Y para la piel de los pies, una crema hidratante con manteca de karité, porque suaviza y nutre profundamente, dejando una capa protectora. Otra opción es una crema de descanso con menta, ideal para pies secos y cansados. Los humecta y refresca, y los deja con una limpia sensación de frescura.

La subdirectora de la Escuela de Estética Integral del Instituto Profesional AIEP, Isser Donoso, asegura que es clave preocuparse de mantener los pies ventilados y de exfoliarlos almenos una vez a la semana, pasando suavemente una lima por las partes endurecidas. También explica que hidratarlos diariamente evita la aparición de callos y durezas. “En el caso de que estén muy secos y ásperos, es mejor usar una lima específica para las zonas más gruesas, una exfoliante para todo el conjunto del pie y aplicar una crema en la mañana y en la noche. Otra buena alternativa es untarlos con aceite corporal, que deja la piel suave y además les da brillo a las uñas”, agrega.

En verano los pies tienden a hincharse. ¿Qué hacer frente a eso? “Es ideal sumergirlos en un baño de agua fría con sal o, aun mejor, alternar baños de agua fría y caliente para reactivar la circulación. Lo mejor después es ponerlos en alto para mejorar el riego sanguíneo”, dice Donoso.

Buen look en verano

Según Pilar Larraín, de Amano, Manos y Pies, para mantener los pies en buen estado hay que hacerse una pedicure por lo menos cada 15 días; lo ideal es una vez a la semana, ya que los pies se resecan y se maltratan más al estar expuestos al sol (porque los zapatos de esta temporada no son cerrados). “Una pedicure debe sacarte los excedentes de piel reseca y muerta que se acumula, principalmente, en los talones en forma de durezas. Las cutículas deben tratarse con suavidad y siempre repujarlas hacia atrás para evitar que avancen. Con respecto a la uña, ésta se debe limar de forma recta y no redonda para evitar que se encarne”, explica Larraín.

No sólo debemos cuidar los pies para que luzcan perfectos, sino que debemos aprovechar la temporada para jugar con los tonos en las uñas, porque este verano estará cargado de color. Larraín asegura que los tonos que se llevarán son los más llamativos y frescos, como los naranjos, fucsias, lilas, morados y rojos apasionados.

Tips para lucirlos perfectos

•Nutrir las cutículas con unas gotitas de aceite de oliva, después aplicar una crema humectante y meter los pies en una bolsa plástica durante 10 minutos.

•Limar las uñas en seco para que no se rompan.

•Para comprarse zapatos, es mejor hacerlo en la tarde o noche, porque los pies adquieren más volumen, y así se evita que al final del día estos se vuelvan incómodos y apretados.

•Para exfoliar, se puede hacer con una mezcla de avena y agua. Lo mejor es aplicarla con movimientos circulares.

•Para relajar los pies, se aconseja hacer rodar una pelota de tenis con ellos.

•Para descongestionar los pies, existen varias alternativas. Entre otras, es bueno sumergirlos cada noche en agua tibia a la que se le debe agregar un puñado de sales de baño o sal gruesa común. La otra opción es levantar los pies durante unos minutos (se activa la circulación) y después sumergirlos en agua caliente y fría.

DATOS

Amano, Manos y Pies, tiene un tratamiento llamado Pies de Arcilla, que consiste en una pedicure completa, más una máscara de arcilla que contiene regulador de pH para recibir una potente hidratación. Esto, además, calma la transpiración excesiva del pie.

Otra alternativa es el Súper Spa Pies, que consiste en una pedicure con aceite hidratante, crema, masaje acompañado por una exfoliación hecha de azúcar y un baño de parafina de vela frutal fría y refrescante. Todo finaliza con un esmaltado a elección. Alto Las Condes, 1° subterráneo Jumbo, fono 213 1351, www.tiendasamano.cl.

j