Belleza

Por unas cejas más lindas

Reflejan la personalidad y resaltan las facciones del rostro. Son el marco de la mirada y tienen el poder de generar efectos distintos: desde ojos grandes y sofisticados, a otros expresivos y rejuvenecedores.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Las mujeres del antiguo Egipto, preocupadas por la belleza y la cosmética en general, tení­an una obsesión por los ojos y se esmeraban por darles un toque especial. Para ello realzaban su mirada depilándose completamente las cejas y luego las delineaban con un lápiz negro.

Siempre han sido importantes en la historia de la estética femenina: en los años 80, por ejemplo, se usaron gruesas, incluso despeinadas, pero con la llegada de los 90 las modelos se atrevieron con un look más andrógino, con cejas tan delgadas que casi parecí­an inexistentes. Hoy, pese a que no hay una tendencia que se imponga sobre otra, prima el gusto por las más finas, claro que con un estilo marcado por cada persona. Acá, algunos tips para su hidratación, depilación y maquillaje este verano.

Hidratación:

Las cejas son parte de la piel y tienen como fin proteger los ojos del sudor de la frente. Se ven afectadas por el sol y por todas las agresiones exteriores como el polvo y la arena. La dermatóloga del centro médico Integramédica Vilma Celle asegura que es necesario limpiarlas después del maquillaje, además de hidratarlas con la misma crema que utilizamos para el rostro. Aconseja el uso de bloqueador. El maquillador de Natura, Alberto Lerda, recomienda aplicarles aceite de ricino o de almendra para su enriquecimiento.


Depilación:

Para una de las formadoras de LÂ’Oréal Parí­s, Marianela Dí­az, aunque muchas mujeres lo desconozcan, el perfilamiento de cejas es capaz de transformar el rostro de cualquiera; destacar las caracterí­sticas más bellas de la cara. Dí­az asegura que deben ser extraí­das de acuerdo a la forma facial, demanera que queden en armoní­a con los rasgos. Por ejemplo, un rostro redondo no puede tenerlas rectas y muy delgadas. Y con unos ojos pequeños no conviene dejarlas muy pronunciadas.


Hilos de seda hindú:

Esta técnica la trajo la peluquerí­a Nelson Agurto: es una práctica milenaria de la India que retira los pelos de las cejas, del bozo y mejillas. Con un solo roce y sin dolor los hilos eliminan de raí­z los vellos. Agurto explica que es más eficaz e higiénico que la cera y la pinza, ya que no produce dolor ni se demora como las otras técnicas. Su aplicación se rige según la forma de cada rostro. “A diferencia de las otras prácticas, los hilos son un tratamiento rápido y sin presión, por lo que no influyen en la soltura del párpado superior”, cuenta. El precio de esta depilación es de $ 8.000 y promete retardar el creciminto del vello en semanas y que con el tiempo salga más fino. (Gerónimo de Alderete 1155, fono 241 8667).

A pura pinza:

Pese a la existencia de otras modalidades, éstas siguen marcando la pauta. El secreto está en tratar cada una sin alejarse de la forma natural. Por los resultados y el tiempo que tarda uno en depilarse, cada vez son más las que optan por la mano de un profesional. Paloma Suzarte, quien tras años de trabajo como maquilladora se percató de la falta de conocimientos y de técnicas que tení­amos las chilenas, es una convencida de que un buen diseño da personalidad a la mirada. Y se abrió a este nuevo nicho. “Unas cejas bien dibujadas iluminan los ojos y embellecen”, dice. Paloma atiende a sus clientas por $8.500. (www.palomasuzarte.com o al 9- 136 7004).

Cera:

La depilación con cera es una buena y barata alternativa. Aunque es posible realizarla en casa, para un mejor resultado, se recomienda efectuarla en un salón especializado y así­ evitar el daño en la delicada zona que rodea los ojos. La cosmetóloga Carmen Gloria Castro, de Magnolia Nail Bar, asegura que la depilación con cera es fantástica tanto en el cuerpo como en el rostro. En el caso de las cejas, es la única que extrae toda la vellosidad con una pequeña porción de cera que se esparce con una fina espátula.

Maquillaje

Lápices y sombras:

Pintar los ojos es uno de los aspectos más importantes de la cosmética femenina, y las cejas no quedan fuera.Para maquillarlas es importante tomar en cuenta la forma del rostro, de manera que haga un complemento con las facciones, ya que una cara ovalada no lleva el mismo tipo de cejas que una alargada. Para el Make-up artist de Natura, Alberto Lerda, la mejor manera de tratarlas es con maquillaje. Y nos entrega datos para imitar a la perfección el aspecto de las cejas.

Primero, cuenta que se debe fijar el ángulo y el largo. Hay que tener en cuenta que el comienzo de la ceja se sitúa justo encima del lagrimal. El punto más alto del arco debe coincidir verticalmente con el extremo exterior del iris. Para averiguar el punto final, se traza una lí­nea imaginaria en diagonal desde la comisura del labio hasta donde acaban las sombras del maquillaje de ojos.

Logrado este paso, Lerda aconseja peinar las cejas hacia arriba con un cepillo y luego cortar los pelillos que sobrepasan la lí­nea natural. Si se ven zonas poco pobladas, se deben realizar trazos oblicuos y finos, con lápiz o sombra del color correspondiente a las cejas. Lerda recomienda los tonos marrones para las cejas claras y el gris humo para las más oscuras. El maquillador dice que cada uno de estos trazos debe representar un pelo. Tras el cepillado se incorpora una máscara incolora.

Otra técnica es el trazado con pigmentos: hay que aplicar una sombra de tono gris más una marrón y, con la ayuda de un pincel, poner –según el color del cabello– una proporción mayor del tinte que se asemeja a la tonalidad del pelo. Para las rubias hay que tomar un 70% de marrón y un 30% de gris, para luego difuminar con un cepillo y una máscara translúcida. Es la manera de fijarlas. En el caso de las morenas la situación es a la inversa. Para las pelirrojas se requiere de un 90% de marrón y sólo un 10% de tono rojo.

Similar es el secreto que da la formadora de LÂ’Oréal Parí­s Marianela Dí­az, quien asegura que la mejor manera es partir midiendo el largo y el ancho con un pincel. Enseguida se deben peinar los vellos en sentido contrario a su crecimiento. Inmediatamente después hay que aplicar trazos cortos con un lápiz o con sombra en todas las zonas que falte.”El color de pelo tiene relación con el maquillaje que se utilizará para las cejas”, asegura Dí­az. Tras pintar, sugiere pasar el cepillo sobre la ceja hasta esfumar el color y lograr un resultado natural.


Tatuado:

Aquellas que tienen cejas poco pobladas o con grandes asimetrí­as pueden disimular sus defectos por medio del maquillaje permanente. Puede ser con una técnica china que fija de forma inalterable los pigmentos sobre la piel, pero ésta exige un diseño profesional y una aplicación perfecta. La especialista en micropigmentación Alicia Castillo cuenta que este tratamiento es ideal para quienes pasados los 50 años quieren tener sus cejas en perfecto estado. Agrega que es una práctica sin dolor y que en 40 minutos logra un resultado ideal y permanente. La cosmetóloga aclara que en su centro cuenta con la higiene y la más alta tecnologí­a del mercado. ¿El precio del delineado y del pintado pelo a pelo? 100 mil pesos. (www.aliciacastillo.cl o al teléfono 946 2430 o al 9-863 8549)