Gastronomía

Nolita

Pilar comenta que fue con su sobrina a este restaurante, que destaca por su buena cocina y una mesa de vaca personificada como Elvis en su tiempo de Las Vegas.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

No iba al Nolita hace un buen rato y había leído en alguna parte que convirtieron en mesa una de esas vacas tamaño natural personificada como Elvis en su tiempo de Las Vegas. Ahí estaba la vaca mesa, amarilla y con piedras de colores, lentes oscuros y peluca negra. Sobre el vidrio de su espalda almorzaba una familia que, contagiada, de vez en cuando hablaba en inglés. Mi sobrina y yo nos sentamos al lado y fuimos atendidas inmediata y maravillosamente.

Partimos con una ensalada verde de distintas hojas con aliño en jarrita aparte: rico y suficiente. Yo tomé una copa de espumante y Lucía una bebida. De fondo, y muy pronto, llegaron nuestros panzotti con queso de cabra y cebolla confitada y los tortelloni Nolita. Ese plato lo probé hace un par de años y no lo había podido olvidar. Vienen dos tortelloni grandes, cada uno relleno con un huevo pochado que uno pincha y la yema se revienta. Una delicia envuelta en pasta de exquisito grosor. Lo único que podría rebatir es que las salsas de ambos platos eran un poco cargadas a la crema, pero habría que probar otras pastas de la carta (que también ofrece delicias como el salmón con puré de alcachofas y caviar) para ver si se repite esta tendencia. Como postre, compartimos un caramel custard.

El lugar es súper agradable, entretenida el ambiente y, recalco: estupenda su atención. Consumo promedio: $11.900 (tortelloni Nolita + copa champagne + caramel custard).

Nolita, Isidora Goyenechea 3456, Las Condes, fono 232 6114.