Moda

Así­ se casaron las famosas

Este montón de tela desata los instintos más básicos en una mujer: la curiosidad, las ganas incontenibles de opinar. Hasta la envidia. Algunos de ellos son dignos de ser exhibidos en museos; otros, rayan en la sencillez de una prenda cotidiana. Modelos, actrices, reinas, nobles y rockeras. Todas se han lucido de blanco y todas han querido casarse. El libro De Blanco, Historia del Vestido de Novia, de la diseñadora de moda Harriet Worsley, muestra los estilos escogidos por afamadas personalidades, reflejo de sus creencias más personales y de los estereotipos de la época. “Desde siempre las mujeres han establecido una relación de amor-odio con los trajes de novia, una especie de merengues sobrevalorados y profusamente decorados que todas quieren y, a la hora de la verdad, muchas temen”, dice la autora.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Fotos: Libro de Blanco, Historia de un vestido de novia

Yoko Ono. Junto a John Lennon sostienen el certificado de su matrimonio civil en Gibraltar (1969). “Vestida siempre a la moda, como muestra su corta minifalda (…). En los años 60 solían combinarse con botas blancas, pero en este caso Ono eligió zapatillas deportivas con largos calcetines”.

 

 

 

Brigitte Bardot. La sex symbol se casó de blanca novia con Jacques Cherrier en 1959. “Con un discreto vestido de lino a cuadros rosas y blancos, con bordado inglés”.

 

 

 

 

 

Renée Zellweger. Se casó descalza con el cantante Kenny Chesney. Eligieron las islas Vírgenes estadounidenses para el ritual, realizado en 2005. “La actriz lleva un sencillo traje de Carolina Herrera”.

 

 

 

 

 

Liza Minelli. Fue en 1967 el año en que se casó con el artista Peter Allen. “El vestido de cuello alto con encaje recuerda a los de la época eduardiana. A finales de los 60 se pusieron de moda los períodos victoriano y eduardiano”.

 

 

 

 

 

Los trajes de novia evolucionan. La colección otoño-invierno 2006/2007 de Karl Lagerfeld exhibida en el desfile de Chanel en París, lo dejó claro.

 

 

 

 

 

Pamela Anderson. Se casó con Kid Rock a bordo de un yate en Saint Tropez. “Se dice que la novia se cambió tres veces: primero llevaba un bikini rosa y pantalón de chándal, después se puso una tiara, un velo y un vestido de encaje blanco, y finalmente se puso el bikini de la imagen“.

 

 

 

 

 

Gwen Stefani. No podía ser de otra manera. La estrella del pop se casó de colores con el músico Gavis Rossdale, en 2002. “Vestía un traje de John Galliano para Dior con bordes rosados y velo de encaje antiguo”.

 

 

 

 

 

Isabeli Fontana. La modelo brasileña se casó con el actor Héctor Castelli en una playa de Río de Janeiro. Llevaba un “traje corto de muselina de seda Versace, con largo y ondulado velo y atrevida espalda bikini”. El vestido estaba bordado con cristales Swaroski y la corona era de flores silvestres”.

 

 

 

 

 

Raquel Wech. El día de su boda con el productor Patrick Curtis, se paseaba por las calles de París. “Su glamoroso e ínfimo vestido es típico de los años 60, una época en que las novias a la moda los llevaban cortos e infantiles trajes de encaje”.