Belleza

Cómo ocultar esos defectos

Hasta las caras consideradas como perfectas esconden algo. Destacar u ocultar algunos rasgos sólo depende de un buen consejo y una técnica adecuada de maquillaje.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

 Labios gruesos o finos, nariz prominente o aguileña, ojeras o una papada muy notoria. La mayoría de las mujeres considera que su cara tiene detalles o imperfecciones que preferiría eliminar. Pero antes de caer en la tentación de visitar al cirujano, existe un atajo menos invasivo: el maquillaje. Bien aplicado, puede incluso arreglar narices.

Siempre han existido productos para mejorar nuestro rostro, para camuflar esos detalles que no nos conforman, pero es importante elegirlos según el tipo de piel y la edad porque cualquier error puede hacer que nuestros detalles se noten mucho más. “Un defecto debe ser minimizado, no enmascarado”, dice la formadora de YSL, Lucy Villalobos.

Por eso es necesario tener en cuenta varios tips. Empezando por escoger una base de un tono parecido al de nuestra piel. Lo mismo hay que hacer con el corrector de ojos, porque si éste es de efecto luminoso, lo más probable es que el flash nos deje en evidencia y acuse una mancha blanca alrededor de los ojos. Si por el contrario es muy oscuro, las arrugas se notarán más.

Las ojeras

La falta de sueño, el clima seco y hasta la contaminación ambiental afectan la piel que rodea los ojos y hace que aparezcan las ojeras y le den a nuestra cara un aspecto de cansancio y avejentado. La explicación está en que esa zona es más delicada, es más fina y tiene menos colágeno y elastina que otras partes de la cara. Si faltan estas fibras, el contorno de los ojos se hunde (recordar que el colágeno y la elastina son como los resortes de la piel) y ese proceso físico combinado con la oxidación de la sangre le da una tonalidad oscura y azulosa.

A pesar de que el corrector puede ir sobre o debajo el maquillaje, lo ideal es usarlo antes de la base para que su tono quede más neutralizado. Es mejor que el corrector sea líquido o en crema, porque uno muy sólido puede dejar residuos que marquen mucho las líneas de expresión.

Alberto Lerda, make-up artist de Natura dice que cuando las ojeras pasan por una transición de tres colores (violáceas-grises-azuladas), es necesario usar correctores de tono claro, siempre y cuando estén dentro de la gama de los beige, pues son los pigmentos amarillos los que neutralizan ese defecto. “Si son verdosas, queda mejor el rosa. Ahora, si ya hay bolsas, es recomendable un tono medio. Éste debe ser aplicado al centro del volumen de la bolsa, y queda mejor, si se difumina con la yema de los dedos”, dice Lerda.

Sabiendo que las ojeras son un problema que acompaña siempre a las mujeres, la maquilladora de Dior, María Angélica Villarroel, dice que es fácil corregirlas con una sombra iridiscente de color claro –que puede ser arena, blanco o beige- en el vértice interno del ojo. Eso le dará un efecto de luminosidad que realzará la mirada. La formadora de YSL también hace su aporte: está bien si se usa un lápiz difusor e iluminador, porque ayuda a borrar los signos de fatiga al aplicarlo en zonas de sombra y difuminar.

La nariz

Lograr una nariz que sea 100% perfecta, es imposible. Pero sí se pueden disimular las desviaciones. ¿Cómo? De dos maneras principalmente. Funciona bien el truco de desviar la atención a otra zona de la cara como la boca o los ojos, y funciona también, delinear la nariz.

Alberto Lerda, de Natura, elabora una lista de consejos para que la nariz esté en armonía con nuestra cara.

Nariz ancha: para darle un aspecto más fino y estrecho hay que trazar dos líneas verticales en los laterales de la nariz con un corrector de tono oscuro. Luego, es necesario difuminarlas bien para evitar un manchón.

Nariz prominente: para esconder un tabique muy sobresaliente se debe recurrir a los tonos oscuros en la zona a disimular, y difuminarla para evitar un manchón: por un efecto óptico parecerá más recta.

Nariz aguileña: si la punta de la nariz tiende a caer, la estrategia es aplicar corrector oscuro en la punta de ésta y así se logrará proyectar una nariz respingada.

Nariz pequeña: maquillar ambos costados de la nariz con blush claro y difuminar hacia el centro.

Uno de los trucos que da la formadora de Lancôme Elena Muñoz para conseguir una nariz más fina, es usar un corrector claro a lo largo de la nariz –desde bajo del entrecejo hasta su punta- y después poner un tono más oscuro en las aletas. Es fundamental difuminar bien para que el corrector se desvanezca en el tono del rostro.

Los labios

Como los usamos para hablar y expresarnos, la atención siempre se concentra en ellos. Y también hay estrategias para volverlos atractivos.

Si son muy finos, se pueden aumentar perfilándolos con un delineador con el mismo color del labial, justo en el límite exterior. Hay una manera para tener un resultado adecuado: dibujando la línea desde un extremo del labio superior hacia el centro (sin marcar el centro) y después hacer lo mismo con el labio inferior.

Para los labios muy gruesos hay que delinear dentro de su borde natural y aplicar el labial por dentro con un color más llamativo para disminuirlos.Es bueno usar colores neutros como beiges y rosados y ojalá sin brillo.

Elena Muñoz dice que a veces los labios pierden su color natural o su línea (borde) y entonces es bueno ocultar todo con un corrector cualquiera y luego delinear y rellenar con el labial.

No sólo se pueden usar productos específicos para labios, Alberto Lerda asegura que para lograr una boca más voluminosa es posible recurrir a un delineador de ojos blanco y aplicarlo en el centro del labio para darles forma. Terminado ese proceso, es necesario pescar el delineador de labios para enmarcarlos y luego rellenar con el labial.

Lucy Villalobos también tiene un truco para aumentar el volumen de los labios: “Es tan simple como usar un lápiz iluminador y aplicarlo por el contorno de los labios. Luego se difumina antes de aplicar el labial”.

La papada

La pequeña acumulación de grasa o piel flácida y suelta que algunas mujeres tienen bajo el mentón es uno de lo signos menos estéticos del rostro. Para minimizarla, la maquilladora de Dior, María Angélica Villarroel, recomienda aplicar una capa fina de corrector de un tono más oscuro que el de la base del rostro y luego esparcirlo debajo del óvalo de cara, en la papada misma. Así se creará un efecto de profundidad y hará lucir un rostro más delgado.

Por su parte, la make-up artist de L’Oréal Paris, Joyce Power, asegura que la idea es aplicar ya sea un corrector oscuro, una base de maquillaje( uno o dos tonos más oscura que la habitual) o polvos compactos desde la pera hacia la mandíbula, esfumándola hacia los lados. Es importante esparcirlos bien para que se confundan con el tono de la base utilizada en el rostro. Se debe tener mucho cuidado de no hacerlo por encima de la barbilla porque da el efecto contrario.